Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren con diez horas de diferencia tras 68 años sin separarse ni un sólo día

Se aman durante 68 años y mueren con 10 horas de diferenciacuatro.com

George y Dorothy Doughty estuvieron juntos hasta el final. Su historia de amor comenzó hace 68 años y terminó cuando ambos fallecieron con diez horas de diferencia. La pareja no había vivido separada ni un sólo día desde que se casaron.

No llegaron a pasar ni un día separados en 68 años de matrimonio y cuando George Doughty, de 91 años, ingresó en el hospital por una infección pulmonar, Dorothy, de 92 años, fallecía repentinamente y George moría unas horas después.
Su hijo, Pablo, según recoge el 'Mirror', cuenta que sus padres, casados hacía 68 años, siempre estaban juntos, de hecho, no pasaron un sólo día sin verse. La pareja se reunía por primera vez tras la muerte del primer marido de Dorothy. Victor fallecía durante la guerra a los cuatro meses de casados y tras la pérdida, George, amigo y compañero de regimiento de Víctor, escribía a la viuda para mostrarle sus condolencias. Así floreció su amor en época de guerra. 
La pareja se vio por primera vez en la estación de tren de Manchester Piccadilly, él llevaba un periódico bajo el brazo, ella, una rosa. Su familia reconoce que la pareja era perfecta, el mejor ejemplo del amor entre dos seres humanos. Por eso su final en este mundo tenía que ser a la vez. Pero el fruto de su amor y su matrimonio continuará muchos años con sus dos hijos Allan y Paul, y sus nietos y bisnietos. 
Su funeral tuvo lugar en la Iglesia de San Jaime en Ashton-under-Lyne, en Lancaster, en el noroeste de Reino Unido. Sus ataúdes yacían juntos. El de él, con un periódico. El de ella, con una rosa.