Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere un bebé de 4 meses en el pecho de su padre mientras éste dormía

Muere un bebé de 4 meses en el pecho de su padre mientras estaba dormidoReuters

El bebé de tan sólo cuatro meses murió en el pecho de su padre que estaba dormido en el sofá. En el informe post-mortem, los médicos no han podido averiguar la causa de la muerte de la pequeña, por lo que la causa ha quedado abierta.

Nick Griffiths cogió a Albie en brazos cuando se despertó llorando en mitad de la noche. Para no despertar a su mujer, se fue con la pequeña al sofá y se recostó allí con ella. No fue hasta que se despertó cuando se dio cuenta de que su bebé no se movía.
Llamó a los servicios de emergencias pero cuando llegaron los paramédicos no pudieron hacer nada por salvarle la vida a la pequeña.
Después de comunicar su fallecimiento, según recoge Mirror, se le practicó una autopsia para conocer la causa de su muerte. Sin embargo, la familia nunca lo sabrá, algo que los doctores aún no se pueden explicar.
El detective Hargreaves aseguró que la muerte fue "muy trágica" y que no había nada sospechoso, dejando a sus padres sin ninguna explicación sobre esta muerte tan repentina de su pequeña de cuatro meses.

Según lo que se recoge en la investigación. Nick se durmió con Albie recostada en su pecho. Cuando se despertó a las 7.45 de la mañana, se dio cuenta de que la niña no se movía. En seguida llegó una ambulancia pero no se pudo hacer nada.
El informe post-mortem indica que no se pudo describir la causa de la muerte y se registró como "sin determinar".
El pediatra de Albie declaró que Albie no había estado durmiendo bien, se había despertado en las primeras horas de la mañana los días anteriores a su muerte. Pero indicó que no tenía ningún tipo de enfermedad o dolencia.

Los padres y la familia de la pequeña están destrozados. No saben por qué su hija de sólo cuatro meses pudo morir tan repentinamente. Ahora, familia y amigos de Albie han recaudado más de 3.000 libras  para pagar el funeral.