Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un hombre muere en un tiroteo con los Mossos en Barcelona

Un fugitivo que los Mossos d'Esquadra buscaban desde la madrugada de este martes en la comarca barcelonesa del Berguedà ha muerto tras un segundo tiroteo con los Mossos d'Esquadra, según fuentes policiales. El hombre se había resistido a un control de los agentes e intentó embestirlos. Horas después tras un operativo fue abatido por las fuerzas del orden.

En este intercambio de tiros, sobre las 19 horas, dos agentes han resultado heridos por los disparos, tras una persecución que se ha prolongado todo el día.
Fuentes próximas al caso han explicado a Europa Press que el fugitivo había sustraído un vehículo Pathfinder policial y huyó en dirección Castell de l'Areny, y en su huída golpeó a una motocicleta y disparó varias veces, aunque finalmente han podido capturarle.
PRIMER TIROTEO
La persecución se inició a las 1.30 horas de la madrugada, cuando una patrulla de los Mossos ha dado el alto en Ripoll (Girona) a una persona en actitud sospechosa --un hombre de 30 años de 1,75 metros, cara delgada y pelo oscuro-- que ha dado evasivas y ha logrado huir.
El hombre ha tomado la carretera C-26 en sentido Berga, y en un momento ha parado en una curva y ha intentado atropellar a los mossos, que se habían bajado del coche patrulla, y posteriormente les ha disparado tres tiros desde dos metros de distancia, uno de los cuales ha impactado en la luna delantera del coche.
Según el relato de la policía, cuando el hombre ha abierto fuego contra los agentes, estos a su vez han disparado contra él, aunque finalmente ha logrado escaparse.
En este automóvil, hallado cuatro horas después en una zona boscosa de Borredà, los Mossos han encontrado una libreta con anotaciones realizadas presuntamente por el fugitivo en la que describía lo que iba a hacer a continuación: "disparar a los chicos + embestir el coche policial + agredir a los agentes", según fuentes próximas al caso.
Los Mossos han desplegado un amplio dispositivo policial para dar con el fugitivo en la comarca del Berguedà que ha dado sus frutos a las 19 horas.
Los sindicatos SPC y SME-CC.OO. ha criticado que la Conselleria de Interior todavía no haya dotado a los policías de chalecos antibala ligeros, pese a que existe un mandato parlamentario para que lo hagan, pese a que tienen que enfrentarse a incidentes con delincuentes armados, lo que pone seriamente en riesgo su seguridad, han explicado ambos sindicatos.