Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Concentración de Harleys en el Puerto de Santa María

Uniformados con cuero, tachuelas y, sobre todo, el rugido de los motores, miles de moteros se dan cita en el Puerto de Santa María, en Cádiz. Son los "harlistas" y sus motos, su religión. Ellos aseguran que antes de nacer, ya soñaban con sus Harleys. Por eso las cuidan, las miman, ellas son las protagonistas y se convierten en la seña de identidad de sus dueños. Se convierten en su forma de vida. Por eso han recorrido cientos o miles de kilómetros para participar en esta concentración. Y en la zona, contentos, porque esta marea motera va a dejar cifras muy positivas: los hoteles al completo y los negocios, sobre ruedas. Vivir para rodar y rodar para vivir: es el lema de estos fanáticos de la Harley que hacen de ella su vida.