Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Morenés dice que el helicóptero siniestrado estaba "en perfecto estado"

Pedro Morenés desde GandoEFE

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha explicado que el helicóptero 'Super Puma' del Ejército del Aire siniestrado anoche a 37 millas náuticas al este de Gran Canaria había superado su última revisión el pasado 14 de marzo y que, por tanto, estaba "en perfecto estado para volar".

Así lo ha confirmado Morenés en declaraciones a los medios de comunicación en la base aérea de Gando (Las Palmas de Gran Canaria), donde tenía su base el helicóptero y adonde se ha trasladado el ministro para seguir las labores de búsqueda de los cuatro militares que se encuentran desaparecidos, que son naturales de Granada, Cádiz, Valladolid y Vitoria.
Morenés, que ha señalado que las causas del siniestro todavía "son desconocidas" y que se están investigando, ha comentado que todos los tripulantes de la aeronave habían estado en Afganistán y que tenían más de 1.000 horas de vuelo.
Es más, ha añadido que la tripulación tenía una "alta experiencia" y estaba "muy bien entrenada". Habían hecho labores similares "con anterioridad y sin problema", mientras que el helicóptero, ha insistido, había pasado "todas las inspecciones" y estaba en "perfectas condiciones" de vuelo.
Los tripulantes eran el capitán Daniel Pena Valiño, de Vitoria; la teniente Carmen Ortega Cortés, de Granada; el teniente Sebastián Ruiz Galván, de Cádiz; el sargento Carlos Caramanzana Álvarez, de Valladolid; y el sargento Johnander Ojeda Alemán, de Gran Canaria.
Este último pudo ser rescatado con vida poco después del siniestro. Las familias de los desaparecidos, por su lado, están trasladándose a la Base Aérea de Gando a la espera de más noticias y están recibiendo apoyo psicológico de los equipos de Cruz Roja y del Ministerio de Defensa.
Para el ministro, es una "paradoja tristísima" que quienes rescatan a personas en el mar "pierdan la vida" en unas maniobras de práctica. En este sentido, ha destacado que Servicio de Búsqueda y Salvamento al que pertenecía el helicóptero ha rescatado a "más de 3.000 personas" y ha insistido en que la aeronave tenía una "viabilidad" de vuelo aún "notable".
EL ÚNICO RESCATADO ESTÁ "MUY AFECTADO"
Morenés ha podido hablar con Jonhander Ojeda, quien, según le ha dicho, "está muy afectado por la pérdida de sus compañeros". No obstante, el ministro ha matizado que no se les puede dar por muertos porque hay un plazo de tres meses para certificar el fallecimiento de personas desaparecidas en este tipo de situaciones.
El siniestro tuvo lugar sobre las 21.00 horas del miércoles, cuando el 'Super Puma' HD-21 perteneciente al 802 escuadrón del Servicio de Búsqueda y Salvamento del Ejército del Aire se encontraba realizando una misión rutinaria de entrenamiento consistente en efectuar prácticas de evacuación nocturna de personal mediante su izado en grúa desde el buque 'Meteoro' de la Armada.
Al parecer, durante la ejecución de las maniobras se perdieron comunicaciones entre el buque y la aeronave y se iniciaron las labores de búsqueda, en las que inicialmente participaron el propio buque y un avión D-4 (CN-235) del mismo Servicio de Búsqueda y Salvamento que se encontraba en zona apoyando la operación.
En estas primeras tareas de búsqueda se pudo localizar al sargento Johnander Ojeda en buen estado de salud. Según declaraciones del propio militar, por causas desconocidas la aeronave entró en contacto con el mar, hundiéndose.