Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Registran el domicilio de Raquel Gago en busca de pistas sobre el arma asesina

Una semana después del asesinato de Isabel Carrasco, Presidenta de la Diputación de León, la policía sigue buscando pista que permitan dar por cerrada la investigación del crimen. Así, este lunes, los agentes han registrado el domicilio de Raquel Gago, policía municipal y amiga de Triana. Se busca determinar el grado de implicación en la compra del arma que usó en el asesinato. También este lunes la policía científica ha determinado, con la prueba de la parafina que Montserrat González, la madre, fue la autora material de los disparos.

Los agentes han entrado este lunes en el domicilio de Raquel Gago, la policía municipal encarcelada el pasado viernes por su presunta relación con la muerte de la presidenta de los populares de León, Isabel Carrasco. Quieren determinar su grado de implicación y si realizó gestiones para que la asesina confesa y su hija Triana se hicieran con un revolver.
De sus declaraciones ante los policías y su posterior comparecencia ante el juez se sabe que Raquel no dijo a  sus superiores que al parecer tomó café con Triana, la supuesta cómplice, antes del crimen. Tampoco que la vio después, cuando está le dejo una bolsa con el arma en su coche, ni que Triana hiciese una llamada perdida instantes después del suceso. Según dijo en su testimonio, "me quede bloqueada, en este tipo de situaciones me bloqueo".
Además, la jueza preguntó si, como eran  muy amigas Triana le confesó sus planes, a lo que ella respondió que, “Triana me dijo muchas veces que quería matarla pero no me lo creí".
Por todo ello, los investigadores se preguntan hasta qué punto la madre, la ejecutora confesa, ejerce su influencia sobre su hija y esta lo traslada también a su amiga para que colabore. De ahí que se hable de una fuerte relación entre Triana y la agente municipal imputada.
El caso es que mientras la madre parece estar muy entera en la cárcel, su hija y la amiga de esta están hundidas.
Pero no ha sido el único avance en la investigación conocido este lunes. También se ha confirmado que la prueba de residuos o prueba de la parafina ha dejado claro que fue la madre, Montserrat González la autora material de los tres disparos que acabaron con la vida de Isabel Carrasco.
Y aún no ha testificado el policía jubilado que siguió a Monserrat González, la que confesó haber disparado a Isabel Carrasco, fundamental para resolver el caso.