Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montserrat defiende los presupuestos desde el fortalecimiento de la cohesión, calidad y equidad de la sanidad pública

La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, ha defendido el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017 y, concretamente, la partida destinada a Sanidad y Consumo, cuyo incremento "es muestra inequívoca" de que el Gobierno cree en el modelo del Estado del Bienestar, "y en la importancia de una sanidad pública y universal que continúe fortaleciendo la cohesión, la calidad y la equidad como señas de identidad de lo que somos como sociedad".
En su intervención ante el Pleno del Congreso para defender las partidas de su Departamento, la ministra ha recordado que el Ministerio de Sanidad "es el ministerio de las personas, el que cura y que cuida, desde que nacemos hasta que morimos", asimismo ha recordado que "la sanidad es un patrimonio de todos, no entiende de ideologías y es un pilar fundamental del estado del bienestar".
Y, aunque como ella misma señala, "estamos ante los presupuestos más sociales de la historia reciente", el objetivo del Gobierno es mantener el actual sistema nacional de salid, que es "uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo gracias a toda la sociedad".
"Nuestro sistema sanitario es conocido y reconocido", ha destacado la ministra, quien ha explicado que conscientes de su importancia el ministerio tiene casi un presupuesto para el 2017 se incrementa en 161,34 millones de euros, un 7,97% respecto al del 2016, llegando a los 2.184,6 millones; mientras que el presupuesto de Sanidad y Consumo es de 327 millones de euros, 11,3 millones más que en el 2016, es decir un 3,58%.
Durante su intervención ha destacado especialmente el incremento de presupuesto destinado a la Dirección General de Cartera Básica de Servicios del SNS y Farmacia tiene una dotación de 253,84 millones de euros, con un incremento del 4,92 por ciento respecto a 2016. Dentro de esta partida se contemplan transferencias para CCAA, que suponen 5,51 millones de euros, con un incremento del 214,86 por ciento.
"El SNS se sustenta en pacientes, profesionales y cartera básica", ha reiterado, destacando que el ministerio con estos presupuestos, para lo que ha pedido su apoyo a los diputados, pondrán seguir avanzando en la estrategia nacional de salud mental; mejorar la respuesta asistencial que se ofrece a los ciudadanos con hepatitis C; se podrá seguir impulsando la 'eSalud'
Montserrat ha destacado la partida contra el sida que para 2017 se contempla que sea de 2 millones de euros, frente a los 1,7 millones de euros de 2016; o para la Organización Nacional de Trasplantes, ahora convertida en Dirección General, que mantiene un presupuesto de 4,06 millones de euros, y que se destinará a seguir impulsando la excelencia del sistema español de trasplantes.
Tras su intervención la oposición ha lamentado que las partidas que Sanidad destina a las comunidades autónomas no haya aumentado para cubrir sus necesidad; les han echado en cara el incremento de las listas de espera; la falta de atención a los inmigrantes y de recursos destinados a mejores y mayor número de tratamientos.
"Nuestra sanidad hace unos años se podía considerar de vanguardia mundial, con la excusa de la crisis ustedes han roto la premisa de la universalidad y han condenado a la población con menos recursos, la población migrante y en situaciones de dificultad a copagos, repagos y abandono sanitario", le ha echado en cara con dureza la diputada Sofía Fernández Castañón, de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea (GCUP-EC-EM), quien opina que "estos presupuestos son la muerte".
Por el contrario, el diputado Francisco Igea Arisqueta, de Ciudadanos (Cs) ha manifestado su intención de apoyar los presupuestos tras llegar a un pacto con el Gobierno para el desarrollo de 10 puntos donde se establece la garantía de la universalidad de la cobertura del SNS; trabajo estable para los profesionales sanitarios; o el compromiso con los afectados por la talidomida, entre otras medidas.
Finalmente, María Teresa Angulo Romero, diputada del grupo Popular (PP), ha mostrado su apoyo a los presupuestos "que dejan claro el compromiso del PP con el Estado de Bienestar". En su opinión, "los españoles disponemos de un sistema de Bienestar que protege la salud, que se ocupa de los más vulnerables y que trabaja en post de la igualdad, eso es lo que estas cuentas garantizan".