Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montserrat asegura que al Ministerio le "ocupa y preocupa" las pseudoterapias sin evidencia científica

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, ha asegurado este miércoles en el Pleno del Congreso de los Diputados que su departamento ministerial está "ocupado y preocupado" por las pseudoterapias sin evidencia científica.
Montserrat ha respondido así a una pregunta formulada por el diputado del Grupo Parlamentario de Ciudadanos, Francisco Igea, quien le ha cuestionado sobre las medidas que está llevando a cabo el Gobierno para proteger la salud de la población de los daños "reales" producidos por estas terapias, y le ha recordado el caso del niño de Olot, muerto por difteria tras no haberse vacunado, o el de Mario, que el año pasado murió por leucemia porque "un embaucador" hizo a sus padres "perder el tiempo".
Además, el diputado de Ciudadanos ha alertado de que médicos del sistema público de salud están denunciando una pérdida de oportunidad de pacientes con cáncer de mama que han caído en manos de "embaucadores", y que la Organización Médica Colegial (OMC) les ha dado 60 páginas web de pseudoterapias peligrosas que "aún siguen abiertas".
"¿Seremos capaces de mirar a los ojos del siguiente padre, del siguiente Mario, que muera por leucemia. Habremos hecho entonces lo suficiente?", le ha cuestionado Igea. Ante esto, Montserrat ha insistido en que este tema les ocupa y preocupa, comentando algunas de las medidas llevadas a cabo por el Gobierno para acabar con los "posibles engaños y fraudes sin evidencia científica".
TRABAJO COORDINADO CON CCAA, PROFESIONALES Y PACIENTES
En concreto, la ministra ha aludido al desarrollo del Registro Estatal de Pacientes, que "favorecerá el control de los titulados y la detección de posibles fraudes en la titulación"; y la Red de Escuelas para la Ciudadanía, que "estimulan el sentido crítico de los ciudadanos ante centros y tratamientos que no responden a las garantías establecidas".
Del mismo modo, ha destacado la coordinación que el Ministerio tiene con las comunidades autónomas, profesionales sanitarios y pacientes en este tema. Y es que, tal y como ha desgranado, se está trabajando con las autonomías para consolidar la calidad y seguridad de los pacientes; con los profesionales para promover la actualización de conocimiento y la tema de decisiones en su práctica diaria en base a la evidencia científica; y con los pacientes para informarles y alertarles sobre posibles fraudes e implicarles "activamente" en la denuncia de prácticas sanitarias irregulares que les afecten.
"Es algo que nos preocupa y nos ocupa. La protección de la salud nos demanda constantemente una supervisión mediante el desarrollo de iniciativas que mejoren y actualicen la regulación de la publicidad de los centros y servicios sanitarios para acabar con los posibles engaños y fraudes sin evidencia científica", ha zanjado la ministra.