Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere una joven de 24 años después de trabajar durante 30 horas seguidas

Mita Duran,cuatro.com

El último tuit de Mita Diran era la evidencia de su cansancio. Contaba que pasó trabajando 30 horas seguidas con ayuda de bebidas energéticas. Después de esa larga jornada "no puedo dormir, tengan paciencia conmigo". La joven indonesia de 24 años murió después de días de trabajo agotador en los que regresar a su casa antes de medianoche era una "pequeña victoria".

Mita Diran, que vivía en Yakarta, murió después de 30 horas de trabajo el pasado sábado, según ha publicado el tabloide británico The Daily Mail.
Sus compañeros, sin embargo, han achacado su muerte al abuso que hacía de las bebidas energéticas.
La joven publicista dedicaba horas y horas a su trabajo para una agencia. Su cuenta en Twitter es como un diario de esas jornadas interminables.
"Esta noche tengo las llaves de la oficina por octavo día consecutivo," se lamentaba. "Todavía estoy aquí. No tengo vida. Alguien por favor me lleva a tomar unas copas".
Otro de sus tuits revelaba la satisfacción de cumplir con los objetivos laborales. "En casa antes de medianoche, después de tres semanas agotadoras. Misión cumplida".
La joven, que llegó a sopesar en broma, trasladar su cama a la oficina, murió el pasado sábado de agotamiento.
Su madre contaba lo sucedido. "Hola a todos, mi hija publicista de la agencia de Y & R está en coma. Se derrumbó después de tres días de trabajo ininterrumpido. Trabajó por encima de sus límites sin dormir."
Mita Diran murió una hora después de ese mensaje de un ataque al corazón.