Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miss Asia Pacífico se lleva su corona valorada en 77.000 euros tras ser destronada

El pasado mes de mayo May Myat Noe fue coronada "Miss Asia Pacífico". Poco tiempo después le quitaron el título por ser grosera y deshonesta. Al conocer la noticia decidió quedarse con la tiara y desaparecer de Corea del Sur. La birmana afirma que sólo devolverá su corona si los organizadores presentan su disculpas.

Miss a la fuga. May Myat Noe fue coronada "Miss Asia Pacífico" el pasado mes de mayo pero su reinado no ha sido un cuento de princesas precisamente... Al parecer los problemas llegaron cuando la organización del certámen accedió a pagarle una operación de pecho para mejorar su apariencia de adolescente e impulsar su carrera. La joven birmana, de 16 años, se preparaba para convertirse en una estrella del K-pop (pop coreano).
Según el director de comunicación "en ese momento comenzaron los problemas", no sólo pidió dinero para la operación estética si no que además los gastos aumentaron considerablemnete al venir acompañada por su madre y alargar la estancia de unas semanas en más de tres meses.

Por todo ello se le comunicó que debía renunciar a su título de miss y devolver la corona. Le dieron un billete para poder volver a casa pero nunca se presentó. May Myat Noe desapareció con la corona, valorada entre 77.000 y 152.000 euros. Según NBC News ella explicaba en un vídeo que "no pretendía robar la corona pero que no podía hacer otra cosa y no pediría perdón por lo que estaba haciendo".

Al parecer, sólo devolverá su corona si los organizadores presentan su disculpas. Además, negó haber recibido implantes mamarios gratis.
“Se me coaccionó para que me sometiera a una cirugía estética de la cabeza a los pies, a lo que me negué (…). No recibí implantes mamarios, pero no quiero dar detalles para conservar mi dignidad"