Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Misiones Salesianas y Jóvenes y Desarrollo piden acabar con el trabajo infantil que sufren 168 millones de niños

Misiones Salesianas y la ONG salesiana Jóvenes y Desarrollo piden medidas contra el trabajo infantil que sufren más de 168 millones de niños y niñas en todo el mundo, con motivo del Día contra el Trabajo Infantil, que se celebra este lunes 12 de junio.
Los salesianos exponen el caso de Kofi, de 9 años, que cada día va a trabajar al mercado de Oando de Porto Novo (Benín), como porteador, y que no puede ir a la escuela. Lo mismo le ocurre a kilómetros de distancia a Noel que, a sus ocho años, trabaja todo el día haciendo ladrillos en Passor (India), obteniendo menos de un céntimo por cada pieza. Al igual que ellos, según denuncian, otros muchos niños son explotados en las industrias textiles, en la agricultura, minas, basureros o en el servicio doméstico.
Ante esta situación, los salesianos apoyan programas y espacios donde los niños trabajadores pueden acudir para recibir clases de alfabetización, cursos de formación y sentirse acogidos y protegidos, como los centros salesianos cercanos a los "campos de ladrillos" en India, la Escuela Acelerada para Niños Trabajadores de Porto Novo o los Foyer, centros de acogida en la región del África Occidental.
"Los menores son una mano de obra barata y que no exige nada. Ésta es una de las causas por las que el trabajo infantil persiste. La pobreza, la falta de educación, la pertenencia a familias desestructuradas, el desconocimientos de sus derechos, la invisibilización del problema hacen que el trabajo infantil siga existiendo. Un lápiz, una tiza, una pizarra son el comienzo de una nueva vida para cambiar el futuro de millones de niños. Únete a nosotros para decir ¡No al trabajo infantil!", invitan.