Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El papa Francisco interviene por primera vez en la Misa de las Familias

Los obispos esperan que un millón de personas acudan a la Misa de las FamiliasInformativos Telecinco

La Plaza de Colón de Madrid acoge la Misa de las Familias que se celebra bajo el lema 'La Familia es un lugar privilegiado'. El encuentro está presidido por el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela y es el primer año en que el papa Francisco ha participado, al igual que lo hizo Benedicto XVI en los años anteriores. A su vez, se ha conectado con el Vaticano para rezar el Ángelus con el Pontífice.

El cardenal arzobispo de Madrid ha lamentado, en declaraciones a la Cope el "descuido moral, cultural, social y político" que desde hace años afecta a Europa y a países de la nueva cristiandad" y ha recalcado que la bondad de las relaciones sociales debe comenzar por la familia.
El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha explicado que el lema elegido este año, 'La familia es un lugar privilegiado', indica que "la familia es la célula primaria de la Iglesia y de la sociedad".
En este sentido, asegura que es urgente atajar la problemática que vive el mundo civilizado, una "cultura del individualismo que no tiene sensibilidad para entender que la relación entre las personas es básica para que después pueda hablarse de amor o de justicia".
Donativos para los más necesitados
Este año, a la entrada de la misma se recogerán donativos para las familias más necesitadas y también estarán presentes los pajes de los Reyes Magos para recoger las peticiones de todos los que se acerquen, que después serán entregadas a los monasterios de clausura de todo Madrid para que recen durante un año por ellas.
Además, el día de la Misa, antes de la Eucaristía que ha comenzado a las 12,00 horas y ha sido presidida por el cardenal Antonio María Rouco Varela, el iniciador del Camino Neocatecumenal, Kiko Argüello, ha proclamado el 'kerigma' y varias familias --unos abuelos con sus hijos y nietos, un matrimonio que espera un hijo, una pareja de novios y una familia en misión-- contarán sus testimonios.
El obispo de Alcalá de Henares y presidente de la subcomisión de Familia y Vida de la Conferencia Episcopal Española (CEE), monseñor Juan Antonio Reig Plà, ha indicado durante la presentación de la ceremonia que entre las razones para que se celebre la Misa de las Familias se encuentra el "maltrato" que esta sufre por parte de las leyes actuales y de reformas como la del Código Civil que permitirá la celebración de bodas y divorcios ante notario.
"Nunca ha sido la familia natural tan maltratada por las leyes en España como ahora, como en los últimos años", ha subrayado para explicar los motivos por los que se celebra esta misa a la que también asistirán este año entre 40 y 50 obispos, entre ellos, el cardenal Antonio Cañizares.
33 horas seguidas de oración
Rouco Varela ha inaugurado por la tarde la Fiesta de la Sagrada Familia con la exposición del Santísimo Sacramento en 'El Faro Eucarístico', estructura gentileza del arquitecto Eduardo Delgado y Granda, diseñada para crear esta capilla en el interior del Domo, de los Jardines del Descubrimiento.
La comunidad de las Hermanitas del Cordero de Madrid son las encargadas de cantar durante la celebración y ensalzar con su música y su canto la adoración. Después de la celebración inaugural, el Santísimo ha quedado expuesto durante 33 horas para que todas las familias que quieran puedan adorar al Señor, darle gracias por sus familias o pedirle por tantas situaciones dolorosas que atraviesan.
Diversos movimientos, parroquias, congregaciones y realidades eclesiales participarán en estas 33 horas de oración ininterrumpida por las familias necesitadas. El Movimiento Familiar Cristiano, la Adoración Nocturna Femenina, los Cursillos de Cristiandad o los Hogares de Santa María, entre otros, serán los que se encarguen de que el Señor sacramentado no se quede solo en ningún momento. Además, en la carpa habrá sacerdotes para confesar en los mismos confesionarios que estuvieron en el Retiro durante la JMJ.