Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los desnudos de Miley: "No importa lo que haga, o estoy aburrida o soy una guarra"

Miley CyrusGtres

Al igual que ocurriese con Jennifer Lawrence -haciendo hincapié en la coincidencia- Miley Cyrus también ha disfrutado de una entrevista con la periodista Bárbara Walters por ser una de las personas más fascinantes de este 2013. En ella aparte de revelar porque se aferraba a Liam Hemsworth como un clavo ardiendo, ha querido sincerarse aún más la entrevistadora.

Y es que la artista confiesa que está "algo cansada" sobre tanta opinión relativa a sus desnudos y sus performances sexuales: "No siempre quiero estar desnuda. No importa lo que haga, o estoy aburrida o soy una guarra". La cantante hace referencia a las miles de opiniones que la gente proclama a los cuatro vientos tildándola de provocativa y "ligera de cascos" por quitarse la ropa o comentar que simplemente se aburre y que lo hace para llamar la atención.
Sin embargo, Miley Cyrus tiene que afrontar estas críticas ya que ha sido ella la que ha comenzado a provocar a diestro y siniestro en muchas de sus actuaciones, por lo que tendrá que tratar todo este asunto de la mejor manera posible. Lo que sí es cierto y como bien explica en la entrevista, ella no se sentía feliz con su carrera antes de hacer el álbum Bangerz: "Nunca fui feliz con lo que era".
Además, en dicha entrevista también confiesa que su madre, Tish Cyrus, no está de acuerdo con todas las decisiones que toma: "A veces como madre me dice '¿En qué estás pensando?'".
Le da verguenza hacerse fotos y por eso saca su kilométrica lengua
Dejando la parte de los desnudos a un lado, también le ha explicado entre risas a Barbara Walters porqué saca la lengua en todas las fotos que se toma: "Me da vergüenza hacerme fotos. La gente toma fotos de mí y al no saber sonreír ya que aparezco algo torpe, así que saco la lengua".
Se desvela el misterio de ir paseando todo el día a la sinhueso en cada actuación o photocall que hace, aunque a veces si sabe sonreír perfectamente y para nada sale desfavorecida como ella piensa.
Una entrevista que saca otra cara de Miley Cyrus, una que no muestra siempre y que se ha sincerado aún más sobre cómo está afrontando este 2013. Un año que sin duda se ha convertido en suyo.