Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Flores: "No acuso al Ayuntamiento, sino a las personas que sabían que se hacía mal"

El acusado principal en el juicio por la tragedia del Madrid Arena, Miguel Ángel Flores, ha reprochado este miércoles al Ayuntamiento, y concretamente a la empresa municipal Madridec, responsable del pabellón, que "jamás" le mostraran un Plan de Autoprotección y ha señalado que pensaba que el edificio tenía licencia municipal, para acabar acusando a los responsables municipales que "lo hicieron mal" y que le obligaron a el "a hacerlo mal".

"Yo desconocía completamente la situación del edificio anterior a esta tragedia. No acuso al Ayuntamiento, sino a las personas que conocían en el año 2010 que las cosas se hacían mal y que a mí me lo hacían hacer mal", ha remarcado Flores en la segunda sesión del juicio oral que se celebra en la Audiencia Provincial de Madrid.
El empresario, promotor de la fiesta en la que murieron cinco adolescentes, ha respondido así, cargando directa o indirectamente a Madridec, a las preguntas de la fiscal del caso sobre su responsabilidad y conocimiento sobre el aforo, las características del recinto y los planes de seguridad.
Por ejemplo, a las diversas preguntas sobre el aforo por plantas, Flores ha señalado que "no es su competencia controlarlo". "Después de la tragedia, parecen cosas lógicas, pero yo he hecho 30 eventos en el Madrid Arena y nadie me dijo nunca que había que sectorizar el aforo por
plantas, con accesos independientes", ha añadido en respuesta al documento de la fiscal sobre las medidas de seguridad de aforo que ya existían para el pabellón en esas fechas.
De ello, el empresario ha afirmado que "jamás" le mostraron un Plan de autoprotección en el Madrid Arena y que, además, sobre la fiesta de Halloween de la tragedia no participaron, como de costumbre, en una reunión de seguridad con responsables de Madridec y Policía. "Yo no
tengo competencia para ir más allá de lo que se me diga. Yo tengo que coordinar la seguridad con Seguriber, pero yo no tengo más competencia", ha apuntado.
A continuación, Miguel Ángel Flores ha afirmado que él "no se imaginaba que el edificio no tenía licencia" porque siempre pensó que el recinto municipal contaba con una licencia de multiusos. "Pensaba que un edificio del Ayuntamiento tenía todo en regla y por tanto un plan de protección", ha añadido, para luego afirmar que desconoce planes de seguridad ni la existencia de una instrucción policial que fija un máximo de 12.000 personas en el Madrid Arena.
Preguntado por la fiscal sobre si le pasaron las normas del evento, el promotor ha asegurado que cumplen con todas las normas de montaje y riesgos labores y que, en definitiva, "siempre han cumplido con todas las características del contrato".