Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miguel, copiloto de rallies sin brazos ni piernas

"No tengo mérito, la vida me ha obligado a superarme". Con estas palabras Miguel resume su filosofía de vida. Nació sin brazos ni piernas y, convencido de que podía conducir, decidió demostrárselo al mundo y adaptó su coche para ello. Tanto empeño le puso que ha conseguido ser copiloto de rallies con ayuda de una tablilla para apoyar el cuaderno, un bolígrafo que engancha a la manga de su camiseta y mucho esfuerzo.