Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Migreurop exige a la UE medidas centradas en "salvar vidas" y no en externalizar fronteras y "criminalizar" a las ONG

Andalucía Acoge, APDHA, CEAR, Elin y SOS Racismo, que pertenecen a la red Migreurop, han exigido a través de un comunicado a los Estados miembro de la Unión Europea que adopten medidas centradas en "salvar vidas" y habilitar vías "legales" y "seguras", y no en externalizar fronteras y "criminalizar" a las ONG de rescate.
La red apunta que las medidas del Plan de Acción sobre migración en el Mediterráneo Central, presentado el pasado martes 4 de julio por la Comisión Europea, están "principalmente" centradas en la externalización de fronteras a través del refuerzo de la cooperación con la guardia costera Libia, así como con autoridades de países como Níger y Malí.
Además, según Migreurop, el documento "pone el acento" en los retornos, contemplando la aplicación de procedimientos de devolución urgentes desde Italia.
Para las ONG, estas medidas han demostrado "en los últimos años" ser "ineficaces" y provocar "más muertes", así como "criminalizar" a las organizaciones de rescate anunciando la "adopción de un código de conducta".
El anuncio de la adopción de este código, según aseguran, surge en un contexto en el que la extrema derecha italiana ha lanzado una campaña contra las ONG que desarrollan operaciones de rescate y "bajo una supuesta y nunca probada" relación entre estas organizaciones y las mafias de tráfico de personas.
"Este discurso alimenta en la población europea el odio hacia las personas que huyen de sus países de origen, criminalizando a uno de los pocos actores que están teniendo un rol activo en paliar el drama que está convirtiendo el Mediterráneo en una gigantesca fosa común", han lamentado las organizaciones.
Por otro lado, consideran "muy grave" que la política migratoria europea se centre "principalmente" en la utilización de países de origen y tránsito como parte "necesaria" de su ejecución, desde los que "expulsan" a personas a sus países de origen "poniendo en peligro sus vidas" y utilizando para ello el Fondo Fiduciario, un instrumento "supuestamente creado para mejorar las condiciones" en los países de origen.
"La situación en el Mediterráneo es una muestra del fracaso de las políticas migratorias europeas, centradas en taponar rutas y no en habilitar vías legales y seguras. Esto supone, en la práctica, la apertura de rutas más peligrosas y mortíferas, tal y como estamos viendo en los últimos meses en la costa italiana o en la frontera sur marítima española", han subrayado.
Por último, proponen la puesta en marcha, "de forma urgente", de vías "legales" y "seguras", y un "cambio en el enfoque" de la política migratoria, que tenga en cuenta las causas "reales" de la movilidad humana y "priorice la vida de las personas".