Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Buscaba hombres en la red para su hija de 10 años hasta que uno la asesinó

Michelle Martens, Victoria,cuatro.com

La madre de la niña de 10 años violada y descuartizada pocas horas antes del día de su cumpleaños el pasado mes de agosto en Nuevo México, ha admitido que concertaba citas con hombres por internet para que abusaran sexualmente, mientras ella miraba. Los documentos judiciales revelan que Michelle Martens contactó con al menos tres hombres, el último asesinó a la pequeña.

La madre, de 35 años, contactó con esos tres hombres, uno de ellos, compañero de trabajo y otro, fue Fabián Gonzalez, implicado en la violación y el asesinato de la pequeña, encontrada con el cuerpo mutilado en la bañera de la casa.
En los documentos aparecen las respuestas de Michelle Martens que declaró que no lo hacía por dinero, sino porque disfrutaba ver las violaciones, según ha publicado el periódico mexicano Excélsior.
El último de estos encuentros sexuales arreglados por la madre ocurrió a finales de agosto, el día antes del cumpleaños de Victoria, de 10 años, que esperaba el regalo de su madrina.
No llegó a recibirlo, porque esa noche la pequeña fue drogada y violada, acuchillada y quemada en su propia casa.
La madre explicó cómo miraba cuando Jessica Kelley, una prima de la mujer también detenida,  sujetaba a la niña, mientras Gonzalez la violaba y estrangulaba.
Después, Kelley la apuñaló y, entre todos, la desmembraron y prendieron en fuego en la bañera del apartamento.
Las autoridades se incautaron los dispositivos electrónicos y una grabadora que encontraron en la casa, que podría tener material importante para investigar el caso como delito de explotación sexual de menores.