Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Volkswagen dice que lo sucedido con el software fue decisión de unos ingenieros

El jefe de Volkswagen en EE. UU. admite que la compañía quiso ocultar las emisionesEFE

El presidente y consejero delegado del consorcio automovilístico Volkswagen en Estados Unidos, Michael Horn, ha asegurado que lo sucedido con el software que podía manipular las emisiones de los motores diésel "no fue una decisión corporativa", sino algo que llevaron a cabo "un par de ingenieros".

En una comparecencia ante el comité de Energía y Comercio del Congreso de Estados Unidos, el directivo destacó que un par de ingenieros fueron los responsables del caso del software que trucaba las emisiones de los vehículos, al tiempo que afirmó que ésta no fue una decisión de la empresa, sino de algo que hicieron personas.
Horn afirmó que es muy difícil de creer que la alta dirección de la compañía no tuviera conocimiento de estas prácticas y aseguró que no conocía ni sospechaba hasta la primavera de 2014 que su compañía estaba utilizando este tipo de dispositivos en algunos de sus modelos.
Según declaraciones recogidas por el diario 'The Wall Street Journal', Horn aseguró que Volkswagen ha suspendido de sus puestos a tres trabajadores de la compañía por este caso, aunque no desveló sus nombres para cumplir con la legislación alemana.
Por otro lado, el directivo explicó que el consorcio Volkswagen está trabajando para encontrar una solución técnica a este problema y apuntó que la corporación está comprometida con la reparación de los cerca de once millones de vehículos afectados, así como con apoyar a sus concesionarios para que lleven a cabo esta tarea.
No obstante, señaló que la empresa no maneja un marco temporal concreto para presentar una solución concreta a este problema, aunque apuntó que la reparación podría necesitar entre cinco y diez horas por vehículo, aunque arreglar todo lo relativo a este escándalo podría requerir años.