Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Méndez de Vigo defiende el actual sistema de becas, con notas de corte más altas, porque prima "mérito y capacidad"

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ha defendido este martes el actual sistema de becas, fruto de una reforma acometida por el Gobierno en 2012, por el que se exige más nota que antes para poder acceder a la ayuda. "Es un buen sistema porque el mérito y la capacidad son clave de la calidad y un sistema educativo es tanto mejor cuando es mejor la calidad", ha afirmado.
Méndez de Vigo contestaba así en el Pleno del Senado al senador socialista Francisco Menacho, quien preguntaba si el Gobierno "tiene intención de modificar el sistema de becas, a la luz de que los cambios introducidos por el Gobierno del Partido Popular en el año 2012 en el acceso a una beca han supuesto la expulsión de miles de jóvenes del sistema educativo".
"Cuando fijamos un 5,5, que solo es medio punto más, estamos diciendo que aquel que va a disfrutar de una beca tiene que hacer un esfuerzo para ello", ha señalado el ministro, para destacar a continuación que a resultas, "esos alumnos tienen mejor rendimiento" porque han subido sus notas medias.
Además, ha argumentado que el Gobierno no ha subido los umbrales de renta que se exigen como tope a las familias para poder acceder a estas ayudas desde 2012, "el peor año de la crisis" y "pese a que la situación económica ha mejorado".
Sin embargo, Menacho ha relatado que con el PSOE "bastaba con un 5 para acceder a una beca", los umbrales económicos "estaban en 12.500 euros para una familia de cuatro miembros y ahora son 13.900", y las cuantías que recibían los alumnos eran mayores: hasta 5.006 euros en la beca "para el que menos tiene", la compensatoria con ayuda por cambio de residencia.
"Ahora, para tener acceso a una beca compensatoria se pide un seis y medio y un cinco y medio para la de matrícula. Un alumno este año en España para una compensatoria va a tener 1.500 de beca por renta y lo mismo por residencia más sesenta euros del variable, es decir, el que menos tiene va a recibir 3.060 euros, un 40% menos. No creo que los que menos tienen hayan de pagar las consecuencias de la crisis", ha afirmado el senador.