Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El terremoto de Melilla, inundaciones y trombas marinas en Galicia y Levante, los peores eventos naturales de 2016

El terremoto de Melilla en enero, olas de 10 metros en Galicia, inundaciones en Levante, calor extremo, temporales e incendios, los fenómenos naturales y meteorológicos más destacados del año 2016.
Así, eltiempo.es ha destacado que en el mes de enero un terremoto de magnitud 6,3 heridos en Melilla, el temblor de mayor magnitud desde 2009 e incluso más fuerte que el de Lorca en mayo de 2011 aunque con menores daños que entonces. A las 5.22 horas del 25 de enero la tierra tembló, provocó numerosos daños y al menos 26 heridos.
En febrero se registraron olas de 10 metros de altura y un temporal de nieve. El mes comenzó con olas tremendas en el norte peninsular con olas que sobrepasan los 10 metros de altura y rachas de viento de 100 kilómetros por hora.
El temporal con que comenzó el mes de febrero se pasó a un cambio brusco en el tiempo y es que una masa de aire frío, de procedencia polar marítima, hizo que se desplomaran las temperaturas y cayera la cota de nieve, dejando nevadas importantes en muchas zonas.
Ya en marzo, cayeron en un solo día más de 70 litros por metro cuadrado en La Coruña y en localidades como Oleiros, Sada, Bergondo, Cambre y Gandarío, las lluvias más importantes coincidieron con la pleamar.
En abril, también en Galicia, la primavera llegó cargada de rayos, truenos, granizo y trombas marinas que sorprendieron a los gallegos en plena costa de la Muerte, desde Muxía, otra en la ría de Arosa y una más desde Corrubedo.
En mayo se registró un nuevo un nuevo récord de calor mundial, ya que el quinto mes de 2016 ha sido el mayo más caluroso en la Tierra desde que se tienen registros en 1880, con una temperatura media de 0,93 grados centígrados por encima de la media, lo cual rompe el anterior récord establecido el año pasado y que excedía de la media en 0.07ºC.
De hecho, estos datos han convertido en el octavo mes consecutivo en el que se bate récord consecutivo en la lista de meses que han batido récords como los más cálidos de la historia a nivel global.
La primavera terminó en junio con el primer episodio de altas temperaturas con más de 40 grados centígrados para comenzar el mes y se alcanzaron 40.6 grados centígrados en Andújar (Jaén), 40.4 grados centígrados en el aeropuerto de Granada, 40.4 grados centígrados en Montoro (Córdoba) y 40.1 grados centígrados en Antequera (Málaga). Además, las mínimas en zonas del sur peninsular y Barcelona no bajaron de los 20 grados centígrados.
El siguiente mes, el de julio, tuvo un catastrófico incendio en la sierra de Espadán y el día de Santiago, el 25 de julio se declaró un catastrófico incendio en la localidad de Artana (Castellón) que arrasó más de 1.400 hectáreas en la Sierra de Espadán. La virulencia de las llamas desató una impresionante columna de humo que fue visible desde varios puntos, no solo de la provincia.
Durante agosto los incendios siguieron arrasando la Península, esta vez Galicia y Portugal, de estos uno muy grave en la Isla de Madeira y en el noroeste peninsular. En el norte y centro de Portugal se llegaron a producir 455 incendios simultáneos. Asimismo, las altas temperaturas y el viento provocaron que las llamas llegaran hasta las casas en muchas localidades.
Septiembre llegó con una ola de calor del 3 al 7 de septiembre, cuando se registraron las temperaturas más altas de todo el año ya que se alcanzaron el 5 de septiembre 45,4 grados centígrados en el aeropuerto de Córdoba; 44,8 grados centígrados en Sevilla aeropuerto y 44,6 grados centígrados en Murcia.
En numerosos observatorios, la mitad sur peninsular y algunas estaciones del interior de Galicia, las temperaturas máximas superaron los 40 grados centígrados. Se trató del mes de septiembre más cálido de este siglo.
Pasado el verano, octubre vivió el peor huracán en una década, Matthew, que dejó grandes daños durante el mes de octubre en Cuba o Haití, con vientos de más de 230 kilómetros por hora. Después se dirigió hacia Estados Unidos donde dejó intensas lluvias.
Matthew se convirtió en un poderoso huracán de categoría 5 en la escala Saffir-Simpson el 30 de septiembre y ha sido considerado como el más fuerte en el Caribe desde el huracán Félix en 2007.
Un tornado en Huelva y trombas marinas en Valencia protagonizaron el mes de noviembre. Así, una gran tromba marina barrió la costa valenciana en el último fin de semana de noviembre, desde Sueca a El Perelló o Cullera. La tromba o manga marina se dejó ver en numerosas localidades a un kilómetro de distancia.
El mes terminó con un tornado en Palos de la Frontera (Huelva), de categoría EF1 casi EF2, que ha pasado a la historia por su virulencia.
Finalmente, el año terminó con un diciembre marcado por un temporal en Levante, sudeste y a las islas Baleares y con inundaciones que no se registraban desde hacía décadas. De hecho, se superaron los 600 litros por metro cuadrado en L'Orxa, en Alicante, y en Planes, donde estuvieron por encima de los 500 litros por metro cuadrado. El río Segura, a su paso por Orihuela se desbordó y subió su caudal hasta 6 metros, algo que no ocurría desde 1987. El temporal se cobró la vida de 4 personas.