Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Encuentran a un inmigrante contorsionado en el habitáculo del motor de una furgoneta

Hallan en Melilla a un inmigrante escondido de forma "inverosímil" en un capóEFE

La Guardia Civil ha localizado a un inmigrante oculto en el doble fondo de un vehículo en el puerto de Melilla, en concreto en el habitáculo del motor de una furgoneta de matrícula francesa, completamente contorsionado por la cintura, haciendo que su cuerpo estuviese literalmente doblado "a 90 grados", según ha informado a Europa Press un portavoz de la Benemérita.

El hecho ha tenido lugar durante el registro selectivo de una furgoneta marca FIAT, modelo 'Ducato' y matrícula francesa en perfecto estado de conservación, que en esos momentos de disponía a embarcar con destino a Málaga.
El portavoz policial ha explicado que tras un primer reconocimiento superficial y no hallar nada anormal, los agentes actuantes se percataron de un detalle de interés policial, que les llevó a requerir al conductor y único ocupante del vehículo que abriese el capó de la furgoneta, "descubriendo allí, de forma inverosímil a una persona oculta a la que solamente se le veían las piernas" ha subrayado.
Auxiliado para salir "de tan infrahumano habitáculo", donde lo habían introducido completamente contorsionado por la cintura haciendo que su cuerpo estuviese literalmente doblado "a 90 grados", con la cabeza hacia abajo, recibió primeros auxilios, sin que fuese necesario posterior asistencia médica, según ha indicado el portavoz de la Guardia Civil.
En este sentido, ha detallado que para poder introducirlo en ese lugar tuvieron que manipular y mover ciertas piezas del motor, para que pudiese tener cabida el cuerpo de la persona hallada.
En este caso, el inmigrante oculto, es un varón joven de unos 25 años de edad, indocumentado, de nacionalidad marroquí, que se encuentra en buen estado físico, y que ha sido puesto a disposición judicial en calidad de testigo y entregado posteriormente al Cuerpo Nacional de Policía en aplicación de la vigente Ley de Extranjería.
El conductor del vehículo es un varón que atiende a las iniciales R.R., de nacionalidad marroquí y con residencia legal en Francia, lugar donde se dirigía con la indicada furgoneta, el cual fue puesto a disposición judicial como supuesto autor de un delito "contra los derechos de los ciudadanos extranjeros", conocido como en el argot como "tráfico de inmigrantes o de personas", decretando la autoridad judicial su ingreso en prisión.