Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rescatado del parachoque de un coche cuando intentaba entrar en Melilla

La Guardia Civil ha hallado a un hombre de 29 años que intentaba  entrar a Melilla escondido bajo el parachoques de un coche. El inmigrante, de Guinea, fue descubierto por la máquina que detecta los latidos del corazón, sino hubiera sido imposible imaginar su presencia en el pequeño espacio.

La máquina que detecta el latido del corazón lo delata. Los agentes retiran el parachoques del turismo y ahí está. Tiene 29 años y es de Guinea.

Lleva horas atado con cuerdas. Lo liberan y lo trasladan al hospital. Horas antes, los agentes interceptan a dos jóvenes, uno de ellos menor, ocultos en el asiento del copiloto.

Los dobles fondos en vehículos son una forma recurrente para entrar en España. Los hay que se empotran en el asiento del conductor, en el salpicadero del vehículo y hasta en el depósito de gasolina.

Una inmigrante tuvo que ser atendida por intoxicación. Inhaló gases durante horas. Aunque imagen e historia sorprendente la de Adu. Fue detectado en una diminuta maleta en la frontera de Ceuta. Al final consiguió reunirse con sus padres y ahora vive con ellos en Canarias.