Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carcaño: "Pido perdón a la familia, si supiera de verdad dónde está el cuerpo lo diría"

El resto de imputados inisten en su inocencia y en que no saben donde está Marta

Las defensas piden la absolución para Samuel, Francisco Javier y María García


El autor confeso del crimen de Marta del Castillo, Miguel Carcaño, ha hecho uso de su derecho a la última palabra y ha pedido perdón a la familia de la víctima "por el daño causado". "No fue mi intención producirle tanto daño; si supiera de verdad dónde está el cuerpo lo diría", ha señalado. El resto de acusados también han hecho uso de su última palabra. Los tres -Samuel, Francisco Javier y María García- han dicho que nada tuvieron que ver con aquel crimen y que no saben donde está el cuerpo de la chica. Antes sus letrados han hecho las exposiciones finales y han pedido la aboslución de sus clientes.
Al término de la decimonovena sesión del juicio, que ha quedado visto para sentencia, el acusado Samuel Benítez, por su parte, ha asegurado: "Siento mucho lo que le ha pasado a la familia de Marta, era también mi amiga y yo no he tenido nada que ver, soy inocente y no puedo aportar nada más".
El hermano de Miguel, Francisco Javier Delgado, ha señalado: "Poco puedo añadir, decir que nunca he participado ni he tenido conocimiento de los hechos delictivos" que se están enjuiciando en la Audiencia Provincial de Sevilla desde el pasado día 17 de octubre. "Creo que lo que hice fue confiar en mi hermano y lo apoyé hasta que supe que me había engañado", ha confesado.
"Mucha gente lo está pasando mal, pero no hay nada que yo pueda decir o hacer para aliviar ese dolor que como padre entiendo", ha asegurado el hermano de Miguel Carcaño, a lo que ha añadido, para concluir: "Confío en la Justicia".
Su novia, María García, entre sollozos y leyendo parte del texto que había escrito previamente en un folio, ha expresado sus condolencias y su pena a la familia de la víctima, pero ha dicho también: "Lo siento, pero no puedo aliviar ese dolor porque no sé nada de lo que le ha pasado a Marta".
Antes, los abogados de los tres han pedido en sus conclusiones finales la libre absolución para sus clientes. El letrado de Samuel Benítez ha argumentado que Miguel lo imculpó por venganza porque estaba colaborando con la policía y ha señalado que no hay ningún resto biológico que lo incrimine.
El letrado que defiende al hermano de Miguel ha argumentado también que no hay pruebas biológicas contra él y que está procesado por una declaración del menor, el Cuco, que carece de valor ya que el propio menor reconoció que lo implicó pro venganza.La defensa de María García también ha pedido para ella la libre absolución.
En la jornada del lunes, La Fiscalía y la acusación particular pidieron para Carcaño 52 años de cárcel. Su abogada pidió solo tres por homicidio imprudente. Para el resto de acusados el fiscal pidió entre ocho y cinco años.
Las disculpas llegan "tarde"
La madre Marta del Castillo, Eva Casanueva, ha considerado que las disculpas ofrecidas a la familia por parte del principal acusado del crimen, Miguel Carcaño, llegan "muy tarde", lamentando asimismo que "ni siquiera" les ha mirado a la cara".
En declaraciones a los periodistas, Casanueva ha recordado que Carcaño podría haberse disculpado "hace mucho tiempo, no a los tres años y delante de un juez". Sobre el llanto de María García durante su derecho a la última palabra, el padre, Antonio del Castillo, ha indicado que lo ha hecho así "delante del juez, porque le interesaba".
"Puede ser que llore más por pensar lo que se le puede venir encima que porque piense que la han metido en un berenjenal, en el que no tenía que haber entrado y en el que no habría entrado si hubiera dicho la verdad desde el primer momento", ha subrayado Casanueva.
Por último, la madre de Marta también ha valorado las últimas palabras de Samuel Benítez, que a su juicio ha pretendido, con el recordatorio de su condición de amigo de la joven, "reblandecer el corazón, pero ¿a quién?, quien haya seguido el juicio y sepa cómo son estos elementos los tiene bien calados, y con amigos así más vale no tenerlos".
Además, ha hecho hincapié en la "impotencia" que ha sufrido al escuchar a las defensas cuestionar determinados aspectos de la investigación, lamentando que "lo que les interesa al cliente lo ponen en bandeja y lo que no interesa ni siquiera lo mencionan". "Imagino que es la táctica que tienen que seguir, aunque se han hecho bastante cansados los argumentos del abogado de Samuel", ha dicho.
Casanueva ha indicado que "lo único que pido es que se haga justicia, en esta sala se han escuchado muchas verdades y mentiras, se debe hacer balance y que se haga justicia por Marta". Ha agregado que "lo que más debe indignar a los jueces es que ninguno sabe qué le pasó a Marta".
Cuestionada por sus sensaciones de cara a la futura sentencia, ha defendido que desea ser "cauta", ya que "salí tan confiada del juicio del menor, y nos dieron tal palo, que ahora mismo, aunque lo vea claro, lo único que haré es rezar para que hagan justicia".
La madre de la joven ha finalizado con un agradecimiento "a la sociedad en general" por el apoyo demostrado, concretando en los periodistas que han cubierto el juicio, los miembros de la plataforma Marta del Castillo y el gremio de taxistas, algunos de los cuales "han tenido la deferencia de ni siquiera cobrarnos por ir y venir a los juzgados".