Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Será ejecutado en pocas horas tras asesinar brutalmente a una familia

Mark ChristesonReuters

Mark Christeson de 37 años se encuentra en el corredor de la muerte desde 1998 y en pocas horas el Estado de Mosuri procederá e ejecutarle mediante la inyección letal. El motivo de su prisión y condena a pena de muerte fue el brutal asesinato de una familia, una mujer y sus dos hijos pequeños.

Susan Brouk y sus dos hijos fueron arrojados a un estanque en medio de un campo de Mosuri el 1 de febrero de 1998. La madre había sido violada antes de que ella y su hijo fueran apuñalados y arrojados al estanque, mientras que la niña pequeña fue asfixiada.
Casi 19 años después el autor del crimen, Mark Christeson, será castigado con la inyección letal, después de pasar casi dos décadas en el corredor de la muerte de la prisión estatal de Bonne Terre. Los abogados han pedido a La Corte Suprema de los EEUU que pare la ejecución pero el tribunal aún no ha respondido.
La apelación sostiene que los abogados de juicio de Christeson fueron tan incompetentes que no cumplieron con un plazo para una apelación de la corte federal, un procedimiento estándar en casos de pena de muerte. Sus abogados también han argumentado que tiene un coeficiente intelectual de 74 y fue mentalmente incapaz de entender sus derechos legales durante su juicio original.
En declaraciones recogidas por Fox News, el fiscal del condado de Maries Terry Daley Schwartze, quien procesó el caso original, calificó los asesinatos de "brutales".