Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy negociará con Madrid y Cataluña para que supriman el euro por receta

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha señalado que es contrario a la aplicación del euro por receta, que pretende imponer el Gobierno de la Comunidad de Madrid a partir del 2013 y que se cobra en Cataluña desde el pasado mes de junio, y ha anunciado que negociará con ambas Comunidades su supresión antes de recurrir al Tribunal Constitucional.

"A mi no me gusta el euro por receta", ha afirmado tajante en una entrevista a la Cadena Cope, en la que ha aclarado que esta medida rompe con el sistema equitativo e igualitario que pretende el Ejecutivo, ya que en estas dos comunidades el paciente "paga dos veces" por un mismo medicamento.
"Quiero un sistema sanitario en el que todo el mundo sea tratado igual. Hemos tomado la decisión, de acuerdo con todas las CCAA, de que todo el mundo pague en farmacia una pequeña cantidad porque es un ahorro para el contribuyente", ha explicado.
No obstante, ha anunciado que, antes de recurrir ante el Tribunal Constitucional la decisión tomada por los gobiernos catalán y madrileño, el Gobierno "tiene la esperanza de llegar a un acuerdo" ya que está abierto el diálogo para negociar que se suprima esta tasa.
Actualmente, se encuentran en negociaciones con la Generalitat para la que se cumple el plazo el próximo mes de septiembre -posterior a esa fecha, si no hay acuerdo se abrirá un recurso-; y espera iniciar la negociación con el gobierno madrileño antes de su aplicación.
En cuanto al actual estado de la Sanidad en España, Rajoy ha recordado que los servicios públicos son pagados por los españoles, siendo la sanidad el segundo mayor gasto del Estado, tras la Seguridad Social, por tanto se ha comprometido a "no renunciar" a lo que considera uno de los "tres pilares" del Estado de Bienestar, junto con las pensiones y la educación pública.
En defensa del copago farmacéutico
No obstante, ha recordado que las medidas adoptadas por el Ejecutivo no se han tomado por "fastidiar" o "prejuicio", sino porque "es la manera de preservar el sistema de cara al futuro".
De este modo, ha defendido la aplicación del copago farmacéutico basado en el pago de "una cantidad no muy exagerada" en función de la renta. "Se exige el pago de una cantidad pero es la única forma de mantener el sistema", ha añadido.
"Con las medidas que hemos adoptado hemos ahorrado un 25 por ciento del gasto en farmacia; eso es bueno porque el gasto son más de 12.000 millones de euros al año, por tanto hablamos de más de 2 millones de euros", ha explicado.
Por otra parte, no ha dejado de destacar la calidad de la sanidad española y de sus profesionales en comparación a otros países de nuestro entorno, donde el copago en farmacia se viene aplicando desde hace tiempo. En su opinión, hay que "hacer todo lo posible" para preservar el sistema, "y que siga así en el futuro".