Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seis años después, sin pistas de María Piedad García

María Piedad con su ex pareja y el hijo de ambos. Foto: Informativos Telecincocuatro.com

Seis años después de la misteriosa desaparición de la joven de Boadilla, la Guardia Civil sigue sin tener una pista fiable de donde puede encontrarse María Piedad. Nadie volvió a ver a la joven después de que asistiese a la cena de Navidad de la empresa en la que trabajaba, a la que también asistió su expareja. Las investigaciones se centraron en él pero días después encontraron el cadáver de la expareja, Javier, ahorcado en una zona boscosa de San Lorenzo de El Escorial.

Todo sucedió durante la madrugada del 12 de diciembre de 2010, después de que la joven no llegara a casa tras una cena de empresa en la que asistió su expareja, que días después fue encontrado ahorcado en una zona boscosa de San Lorenzo de El Escorial. Las pesquisas se centraron desde un primer momento en que fuera víctima de un caso de violencia de género pero nunca encontraron su cuerpo.
Después de seis años de investigaciones, la Guardia Civil sigue sin ninguna pista sólida sobre la desaparición de María Piedad García Revuelta. Desde entonces, los agentes, junto a familiares, amigos y voluntarios, han pasado años peinado los montes, polígonos industriales y parajes del noroeste de la región sin ningún éxito.
Las unidades especializadas de la Benemérita llegaron a rastrear una gran cantidad de terreno de la Comunidad, especialmente en la zona que va desde Villanueva de la Cañada hasta Navalcarnero, el Ventorro, Monte de Romanillos, el Ferial, así como en los márgenes del río Guadarrama e infinitud de sitios.
Las investigaciones y las localizaciones del móvil de su expareja les llevaron también a rastrear zonas del municipio de Quijorna, Brunete y la dehesa de la Raya del Palancar de Villanueva del Pardillo.
Los agentes buscaron también a la joven en vehículos todoterreno en el área comprendida entre los términos municipales de Boadilla, Villaviciosa de Odón, Villanueva de la Cañada y en los caminos que salen de las carreteras M-501 y la M-503 en Quijorna y en Boadilla del Monte.
Las investigaciones llegaron a centrarse incluso en el vertedero de Pinto, que es donde acaban las basuras de Boadilla para su tratamiento. Allí sólo localizaron huesos de aves y ropas y bolsos que no tenían nada que ver con la mujer.
La familia de la joven lleva seis años de incertidumbre y desesperación al no sabe que pudo pasar con su hija.