Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

María José Carrascosa, en libertad condicional tras nueve años presa en EEUU

La valenciana María José Carrascosa ha quedado este viernes en libertad condicional tras pasar nueve años encarcelada en Estados Unidos por un conflicto que mantiene sobre la custodia de su hija y por el que fue condenada a 14 años de prisión.

Este viernes, un tribunal de Nueva Jersey ha acordado la puesta en libertad condicional de Carrascosa, detenida en 2006 Estados Unidos y condenada en 2009 por desacato --por desobedecer una orden judicial para que entregara a la menor-- y secuestro.
Tras ser puesta en libertad, la valenciana ha podido hablar ya con por Skype, según ha relatado el padre de María José Carrascosa, José. "Tanto la madre como la niña eran un mar de lágrimas", ha relatado.
La familia de María José ha acogido la noticia de su puesta en libertad con "una alegría inmensa" aunque han lamentado el largo tiempo que han tenido que esperar para poder hablar con ella. "Ya era hora", han admitido entre sollozos de emoción su padre, quien ha dicho haberla visto "muy desmejorada" aunque tras nueve años en prisión "es lo normal".
Por el momento, la familia desconoce las condiciones concretas de la puesta en libertad y sólo han podido confirmar que cuenta con una casa a su disposición hasta que se aclaren los trámites para su regreso a España. "Ha sido una alegría inmensa por ambas partes", ha reiterado.
Condenada a 14 años en 2009
En diciembre de 2009, Carrascosa fue condenada a una pena de 14 años de prisión por un juez de Nueva Jersey, poco después de que un jurado popular, compuesto por 12 miembros, hiciera lo propio por el litigio que mantenía abierto por la custodia de su hija.
El juicio contra Carrascosa quedó visto para sentencia el día 10 de noviembre, después de que ésta declarara ante un jurado para pedir su libertad y la custodia de la menor. La fiscal acusó a Carrascosa de no cumplir con la jurisdicción estadounidense. La española alegó, por su parte, haber actuado siempre de acuerdo a la legislación española.
Antes de que se fijara el comienzo del juicio el 4 de noviembre, las partes intentaron llegar a un acuerdo, pero la defensa de Carrascosa lo rechazó puesto que, según comentó en su momento su letrado, no existía un concilio entre el Gobierno y los jueces españoles, y la Fiscalía del Estado de Nueva Jersey y el Gobierno estadounidense, que contemplase la mediación del Tribunal de la Haya en el asunto.
El letrado explicó que la niña no iría a EEUU sin la mediación del Tribunal de la Haya, algo que garantizaría el retorno a España de la menor. El abogado de Peter Innes, su ex marido, indicó, en ese momento, que Carrascosa no había presentado ninguna propuesta de acuerdo para evitar el juicio penal.
Casada tras conocerle en Internet
Carrascosa se casó en Bunyol con el estadounidense Peter Innes en marzo de 1999, sólo unos meses después de que lo hubiera conocido en un chat de internet. Cinco días después de la boda, ella decidió mudarse a Nueva Jersey. Al poco tiempo de llegar a EEUU, se quedó embarazada, en torno a agosto de 1999.
Seguidamente, Carrascosa volvió a España, e Innes la denunció por secuestrar a la niña. El juez Edward Torack, del condado de Bergen (Nueva Jersey), concedió la custodia de la menor al padre y ordenó a la madre regresar a EEUU para entregar a su hija.
La abogada valenciana se presentó en agosto de 2006 en EEUU para asistir a una vista judicial, en la que conoció los cargos que pesaban sobre ella, le retiraron el pasaporte y le informaron de que debía entregar a la pequeña antes del 31 de agosto, si no quería ser encarcelada por secuestro, hecho que se produjo en noviembre de ese año.