Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sin piernas, sueña con desfilar en la pasarela

Alejandra Bocanument sueña con ser modeloEltiempo.com

María Alejandra Bocanument se está conviertiendo en todo un ejemplo de superación.  Esta colombiana de 21 años no tiene piernas pero pese a ello tiene clara su meta, ser modelo. Desea desfilar en las pasarelas para las mejores marcas tanto o más como el crear una fundación para que personas discapacitadas también puedan cumplir sus sueños.

Cuando la caleña María Alejandra se despierta, lo primero que hace al descender de la cama es tocar el frío suelo con las manos. Luego, con un movimiento rápido de su cuerpo, avanza hacia sus piernas. Vive en el barrio El Diamante de Cali, tiene 21 años y debe usar prótesis. ‘Male’ nació con las piernas atrofiadas después de que su madre sufriera un accidente de tráfico durante el embarazo. Los médicos dijeron que no podría volver a caminar y a los 2 años se las amputaron por encima de las rodillas.
Pese a ello Male no ha dejado de sonreir, no ha dejado de soñar, no ha dejado de pisar fuerte. Su madre, Alejandra Pardo, no duda en afirmar que este inconveniente la ayudó a forjar su personalidad pese a que como la misma Alejandra relata fue difícil.
“Veía a otras niñas que podían usar tacones, faldas y vestido, cuando yo no podía. Podían correr y yo no podía. Es difícil cuando vas a una parte, un río, una piscina y te das cuenta de que todo el mundo te está mirando”.
Igual que no duda en afirmar a El tiempo.com que los impedimentos sólo están en las cabezas de las personas y lo tiene tan claro que quiere ser modelo. Quiere que los flashes apunten hacia ella mientras camina, enfundada en unas prótesis que maneja con naturalidad.
“La discapacidad solo está en la cabeza de las personas, es el único impedimento. Si nosotros creemos, podemos hacer mucho”, dice convencida.
Además, también quiere crear una fundación que ayude a las personas discapacitadas. Todo un ejemplo de supreación.