Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Mi hija está desprotegida con su padre"

El periplo judicial de María comenzó en 2009, cuando decidió denunciar las amenazas de su pareja. Le impusieron  una orden de alejamiento de 1000 metros y María se quedó con su hija de cuatro años, que no vio a su padre durante doce meses por orden judicial, pero en 2010 las visitas se reanudaron y tras uno de esos encuentros  la llevó al pediatra. “Cuando la desnudaron en el hospital estaba marcada por la espalda, tenía moratones, tenía heridas, tenía la zona genital irritada. En el hospital me dijeron, de hoy no pasa”, cuenta, y le recomendaron que denunciara. Pero la sentencia se volvió en su contra, un informe psicosocial del juzgado afirma que manipulaba a la niña y le han quitado la custodia.