Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En Marea pide a Medio Ambiente que medie entre las BRIF y Tragsa para mejorar su estatus

En Marea ha criticado la "postura de indiferencia" del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) hacia las Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF) y ha pedido que medie entre los trabajadores y Tragsa, la empresa pública que gestiona su contratación, para mejorar su estatus, tanto laboral como salarial.
El partido ha denunciado una "precaria situación laboral" de estos brigadistas que dependen del Ministerio y que llevan tiempo reclamando que se les conceda la categoría de Bomberos Forestales a fin de conseguir ciertos derechos laborales de los que ahora carecen, según reivindica dicho cuerpo.
Entre sus reivindicaciones están que se reconozcan una serie de enfermedades profesionales relacionadas con "la toxicidad y penosidad" que, según explican, están asociadas a este trabajo. Además, piden poder pasar a una segunda actividad dentro del mismo ámbito profesional, cuando sus condiciones físicas ya no les permita continuar su labor y les dificulte la superación de las pruebas anuales que son excluyentes y obligatorias para mantener el trabajo.
En cuanto al salario, En Marea denuncia que los brigadistas están realizando su actividad en condiciones salariales "de miseria", cobrando una media de 900 euros mensuales. "La contratación a través de la adjudicataria Tragsa los adscribe a su convenio empresarial que procede de la construcción y los contempla como peones especialistas", ha explicado el partido en una proposición no de ley registrada en el Congreso.
"Cobran el salario más bajo de la tabla salarial del convenio de Tragsa, y hay meses en lo que no llegan ni a los 900 euros en plena campaña de extinción. Además, en periodo de labores preventivas ganan 112 euros menos, que es la compensación que se percibe por peligrosidad, turnicidad y disponibilidad, complemento que, desglosado en días, se queda en 3,70 euros", añade el texto.
Ante esta situación denunciada, En Marea cree que la Administración debería dar ejemplo en el reconocimiento de los derechos laborales de sus trabajadores y por ello, instan al Ministerio a adoptar un papel mediador entre Tragsa y las BRIF a fin de dignificar y mejorar las condiciones laborales de sus empleados.