Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las 'Marchas de la Dignidad' toman Madrid para exigir el fin de los recortes

Decenas de miles de personas han participado en la manifestación convocada por la plataforma 'Marchas de la Dignidad' en la céntrica plaza madrileña de Colón bajo el lema "pan, techo, trabajo y dignidad". Un grupo de agentes de las Unidades de Intervención Policial (UIP) ha cargado contra un grupo de encapuchados y radicales, tras la celebración de la manifestación. Al menos 17 personas han sido detenidas por la comisión de delitos de desórdenes públicos y medio centenar identificadas tras los altercados surgidos.

Muchos de los asistentes, que han salido a la calle para alzar su voz pese a la lluvia, portaban carteles en los que se podían leer 'No al pago de la deuda ilegal, ilegítima y odiosa' y 'No más recortes, entre otros, para pedir el fin de los recortes y para denunciar la situación social en la que se encuentran muchas familias.
Asimismo, se han podido escuchar cánticos y consignas coreadas entre los que han secundado la movilización convocada para defender los servicios públicos, reclamar trabajo y salario "suficientes" e impulsar la futura convocatoria de huelga general que la plataforma 'Marchas de la Dignidad' ha convocado para el 22 de octubre.
Un total de nueve 'columnas' que han caminado a pie hacia Madrid procedentes de diferentes puntos geográficos de España. Según los organizadores, las distintas rutas han entrado en la Plaza de Colón "acompañadas de cientos de miles de personas" y la cifra de asistentes estaría cerca del medio millón de personas.
La calle de Génova, que confluye en la plaza de Colón y donde se ubica la sede nacional del Partido Popular, ha estado totalmente blindada por un fuerte despliegue policial y, además, cortada al tráfico y a peatones.
A la manifestación ha acudido el coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, quien ha instado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a resolver los "problemas" que tiene "cada vez más" la clase trabajadora en España.
Lara ha defendido esta movilización social porque, a su juicio, existen causas para su convocatoria. "La gente no salimos a la calle porque nos apetece salir a la calle a manifestarnos, nos apetece salir a pasear", ha ironizado Lara, insistiendo en que los ciudadanos tienen motivos para salir a la calle a manifestarse.
Por su parte, el candidato de Izquierda Unida a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Luis García Montero, ha defendido "la movilización de la gente" en las calles, asegurando que los partidos políticos no pueden "solucionarlo todo".
"Los partidos políticos caemos en la tentación de decirle a la gente: 'Votadnos, que lo vamos a solucionar todo', y los partidos no podemos solucionarlo todo, es imprescindible la movilización de la gente", ha señalado Montero durante su asistencia a las 'Marchas de la Dignidad'.
Detenidos tras la maniefstación
Nueve de los arrestados han sido detenidos en la céntrica calle de La Paz, uno de ellos por quemar un contenedor. El décimo arrestado ha sido detenido en la calle de Mesonero Romanos por lanzar un cohete contra agentes de las Unidades de Intervención Policial (UIP). Las citadas fuentes no han precisado el lugar en el que han sido arrestados los últimos detenidos.
Asimismo, han confirmado que los detenidos han sido trasladados a la Comisaría de Policía de Moratalaz, donde prestarán declaración para después pasar a disposición judicial o bien ser puestos en libertad.
Momentos después de que concluyera la manifestación convocada por las 'Marchas de la Dignidad' en la madrileña plaza de Colón, agentes de las Unidades de Intervención Policial (UIP) han cargado contra un grupo de encapuchados y radicales que han atacado una sucursal bancaria, han destrozado papeleras de la vía pública y han arrojado mesas y sillas de las terrazas de algunos restaurantes de las calles del centro de la ciudad.
Las cargas policiales se han producido en la céntrica calle de Montera, después de que una decena de furgones policiales se percatara de la existencia de un grupo de encapuchados que se ha desplazado a la plaza de Colón una vez que la concentración estaba concluyendo.