Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un año de la misteriosa desaparición de Manuela Chavero en Monesterio y no hay pistas fiables

La investigación sobre la desaparición de Manuela Chavero en Monesterio (Badajoz) la madrugada del 4 al 5 de julio del año pasado, sigue "en el mismo punto" y, aunque la Guardia Civil, continúa trabajando en las líneas abiertas y no se descarta ninguna hipótesis, no tienen nuevas pistas.

Así lo ha indicado la delegada del Gobierno en Extremadura, Cristina Herrera, quien ha incidido en que "no se descarta ninguno de los caminos iniciados" en la investigación pero "no hay unas líneas más adelantadas que otras".
Herrera se ha solidarizado con la familia de Manuela Chavero y ha señalado que "es muy desagradable no encontrar a sus familiares", pero ha destacado que la Guardía Civil "trabaja mañana, tarde y noche" en coordinación con los juzgados.
"No hay ninguna pista que pueda dar con su paradero", ha incidido la delegada del Gobierno a preguntas de los medios sobre este asunto tras la presentación en Cáceres de las inversiones realizadas por el Ministerio de Medio Ambiente en depuración de aguas residuales.
Cabe recordar que Manuela Chavero, vecina de 42 años de Monesterio, desapareció hace un año y, desde entonces, su familia no sabe nada de ella.
Los investigadores sostienen que Manuela abrió voluntariamente la puerta de su casa. Dejó las luces y la televisión encendida y su móvil en la cocina.
 Se da la circunstancia de que también en la localidad pacense de Hornachos, muy cerca de Monesterio, desapareció el pasado 9 de mayo Francisca Cadenas, una mujer de 59 años, de la que tampoco se tienen noticias.