Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manos Unidas destinará los 33.105 euros recaudados en el concierto de Cadena 100 a niños refugiados en Líbano

Manos Unidas destinará los 33.105 euros recaudados en el concierto de Cadena 100 celebrado con motivo del 25 aniversario de la emisora, a más de 300 niños sirios refugiados que llevan sin escolarizar varios años, para que sean acogidos en las aulas de Sidón y Beirut (Líbano) de la Asociación Fratelli.
El Consejero Delegado del Grupo COPE, Rafael Pérez, ha entregado a la presidenta de Manos Unidas, Clara Pardo, los beneficios obtenidos en este concierto que tuvo lugar el pasado 25 de marzo y al que asistieron 14.000 personas. Por su parte, la presidenta de la ONG, ha hecho entrega a la emisora del certificado de donación y ha agradecido su esfuerzo e interés.
El Líbano acoge a más de un millón y medio de refugiados sirios. Ante este incremento de población el sistema educativo del país no ha podido integrar a la mayoría de los niños y niñas refugiados a pesar de que los colegios hayan desdoblado los turnos.
En este contexto, la Asociación Fratelli ha puesto en marcha un proyecto educativo por el que permite que los niños sean atendidos en centros educativos y reciban atención psicológica, así como que decenas de jóvenes realicen cursos de formación profesional para que puedan tener pequeños ingresos.
El Grupo COPE ha expresado que es "un verdadero orgullo" entregar a Manos Unidas el cheque por valor de 33.105 euros "con el que se ayudará a estos niños y niñas sirios víctimas de los horrores de la guerra".
En ediciones anteriores, la recaudación de 'La Noche de CADENA 100' ha permitido a Manos Unidas construir escuelas y comedores en Etiopía, Madagascar, en India y en Burkina Faso; participar en la reconstrucción de Haití tras el terremoto que destruyó el país en 2010; ayudar a aumentar la producción de alimentos de los agricultores de la zona noreste de Kenia; y ayudar a cientos de niños que malviven y trabajan en los andenes y las vías del tren de Varanasi, en India.