Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de personas rechazan la reforma de la ley del aborto y piden la dimisión de Gallardón

Madrid clama contra la reforma de Gallardóncuatro.com

Miles de personas han secundado en Madrid la manifestación convocada por el Movimiento Feminista y Transfeminista de Madrid en conmemoración del Día Internacional de la Mujer trabajadora bajo el lema 'En nuestros úteros No se legisla, nuestros cuerpos NO se maltratan, nuestros derechos NO se recortan'.

De este modo, la marcha que como cada 8 de marzo ha recorrido las calles de la capital en defensa de los derechos de las mujeres se ha convertido en esta ocasión en una nueva muestra de rechazo a la reforma de la ley del aborto, en la que se ha vuelto a pedir la dimisión del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.
Así, 'Aborto legal', 'Gallardón dimisión', 'Aborto libre y gratuito', 'Madre libre' o 'Yo decido' son algunos de los mensajes que más se han podido leer en las pancartas de los manifestantes, en las que, no obstante, también han estado presentes otras de las habituales reivindicaciones en esta jornada como la lucha contra la violencia de género o la necesidad de acabar con las diferencias salariales entre mujeres y hombres.
La manifestación, encabezada por una gran pancarta en la que se podía leer el lema elegido por los organizadores --'En nuestros úteros No se legisla, nuestros cuerpos NO se maltratan, nuestros derechos NO se recortan'-- ha partido a las 19.00 horas de la plaza de Cibeles y ha culminado en la Plaza de España tras recorrer la Gran Vía en un ambiente festivo.
La convocatoria ha sido respaldada por las organizaciones sindicales UGT y Comisiones Obreras así como por diferentes fuerzas políticas como el PSOE, Izquierda Unida o Equo. Todos ellos han contado con sus propias cabeceras y delegaciones.
La secretaria de Igualdad del PSOE, Purificación Causapié, ha sido la encargada de encabezar la delegación socialista, en la que también se encontraba, entre otros, la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez.
"Estamos aquí mujeres de distintas ideologías y creencias para defender nuestras libertades y vamos a seguir peleando por nuestros derechos", ha asegurado Causapié en declaraciones a los medios antes de que diera comienzo la manifestación.
Así, la socialista ha explicado que las mujeres se enfrentan a problemas como "el desempleo, la violencia de género y la amenaza de la reforma de la ley del aborto". "Vamos a luchar para defender los derechos que tantos años nos costó conseguir", ha advertido.
Causapié también ha reiterado que el Gobierno tiene que retirar la reforma laboral porque "con ella las mujeres sufren más desempleo, más precariedad y salarios más bajos" que tienen como resultado "una ampliación de la brecha salarial entre hombres y mujeres y consecuencias a largo plazo, como pensiones más bajas".
La responsable de Igualdad del PSOE también ha exigido al Ejecutivo del PP que "cumpla en su totalidad la Ley Integral contra la Violencia de Género" en vez de dedicarse a "reducir los presupuestos" destinados a la lucha contra esta lacra.