Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alerta amarilla por altas temperaturas en 17 provincias

Las altas temperaturas llenan las playas. Foto: EfeEfe

Un total de 17 provincias están en alerta este jueves por altas temperaturas y otras nueve por lluvias y tormentas, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Están en alerta por calor Sevilla, Granada Córdoba, Jaén, Badajoz, Cáceres, Ciudad Real y Albacete, Toledo, Cuenca, Guadalajara, Madrid, Orense, Tenerife y Gran Canaria. Mientras, por lluvias y tormentas. También en alerta amarilla están Huesca, Teruel, Zaragoza, Navarra y La Rioja.
Por lluvias y tormentas están en situación de alerta Navarra, Huesca, Lérida, Gerona, Barcelona, Zaragoza, Teeruel, soria y La Rioja.
 Así, se esperan temperaturas altas en la meseta sur y valle del Guadalquivir. Además, se espera nubosidad de evolución diurna en el interior de la mitad noreste peninsular, con posibilidad de algunas tormentas débiles, más probables en la Cordillera Cantábrica, área del Sistema Ibérico, Cuenca del Ebro, y Catalunña, donde pueden ser moderadas.
 Los cielos estarán poco nubosos en el resto del país, aunque con algún intervalo nuboso en el cantábrico occidental y en las islas orientales de Canarias.
 Las temperaturas en ligero a moderado descenso en Castilla y León, Extremadura, Andalucía occidental e islas canarias orientales, y se mantendrán con pocos cambios en el resto.
 El viento soplará flojo a moderado de componente norte en Galicia, cantábrico, Castilla y León y Canarias; y del suroeste en el suroeste peninsular, con intervalos de fuerte en el litoral de Galicia. Será de flojo a variable en el resto.
Plan Nacional contra los efectos de las altas temperaturas
El Plan Nacional de Acciones Preventivas contra los Efectos del Exceso de Temperaturas comenzó a aplicarse el 1 de junio, y permanecerá activado hasta el próximo 15 de septiembre. Su objetivo es prevenir y reducir los efectos negativos que el calor puede tener sobre la salud de los ciudadanos, especialmente de los grupos de riesgo o más vulnerables, como ancianos, niños y enfermos crónicos, así como en las personas que trabajan o realizan esfuerzos al aire libre.
Una de las actuaciones prioritarias del Plan es, precisamente, la de alertar a las autoridades sanitarias y a los ciudadanos con la suficiente antelación de posibles situaciones de riesgo. Para ello, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad facilita diariamente a las comunidades autónomas las predicciones de temperaturas (máximas y mínimas) elaboradas por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
Para el establecimiento de los niveles de alerta, el Plan tiene en cuenta las siguientes variables meteorológicas: las temperaturas máximas y mínimas previstas a cinco días, las temperaturas máximas y mínimas registradas el día anterior al de la fecha de la predicción y las temperaturas umbrales máximas y mínimas, establecidas en base a las series temporales. todo lo anterior junto a la consideración de la persistencia como factor de riesgo para la salud, la asignación de los niveles se realiza utilizando los siguientes criterios:
Con estos datos, se establecen cuatro estados: nivel 0 (verde), de ausencia de riesgo, que se da cuando se prevé que en ningún día de los siguientes cinco días consecutivos, sean superadas las temperaturas umbrales; nivel 1 (amarillo), de bajo riesgo, cuando se espera que 1 o 2 días de los siguientes cinco días consecutivos, sean superadas las temperaturas umbrales; nivel 2 (naranja), de riesgo medio, cuando se espera que 3 o 4 días de los siguientes cinco días consecutivos, sean superadas las temperaturas umbrales, y nivel 3 (rojo), de alto riesgo, que se activa cuando se espera que se superen las temperaturas umbrales en cada uno de los cinco días siguientes.
En 2012 el nivel de alerta máximo o rojo se activó en las provincias de Zaragoza (2) y Tarragona (1). Se registraron 12 niveles naranjas en la provincia de Madrid y 11 en la provincia de Albacete. Zaragoza, por su parte, fue la provincia que alcanzó un mayor número de niveles de alerta, con 26 niveles amarillos, 9 niveles naranja y 2 niveles rojo en total.
Para minimizar los daños que los grupos más vulnerables pueden sufrir, desde el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad se insiste en necesidad es observar unas normas básica, como beber agua o líquidos con frecuencia, aunque no se sienta sed y con independencia de la actividad física que realice y no abusar de las bebidas con cafeína, alcohol o grandes cantidades de azúcar, ya que pueden hacer perder más líquido corporal; permanecer en lugares frescos, reducir la actividad física en las horas más calurosas (de 12.00 a 17.00 horas).
Además, aunque cualquier persona puede sufrir un problema relacionado con el calor, recomienda que se preste especial atención a bebés y niños pequeños, mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación, como las patologías cardíacas.
Asimismo, aconseja usar ropa ligera, holgada y que deje transpirar, no dejar a ninguna persona en un vehículo estacionado y cerrado (especialmente a niños, ancianos o enfermos crónicos); hacer comida ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos, etc.), proteger los medicamentos del calor y consultar al médico ante síntomas que se prolonguen más de una hora y que puedan estar relacionados con las altas temperaturas.