Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez del caso Madrid Arena cuenta 9.200 entradas cuando falta por contar la mitad de las urnas

Miguel Ángel Flores, responsable de Divierttcuatro.com

El juez Eduardo López, que instruye el 'caso Madrid Arena', acompañado por su secretario judicial ha contado 9.257 entradas en las primeras cuatro urnas de un total de ocho, lo cual confirmaría el exceso de aforo en la macrofiesta en la que murieron cuatro jóvenes. López asegurá que el conteo definitivo de las entradas decomisadas por la policía, podría llevarle varios días.

"Había hasta 14 tipos de entradas", dijo el abogado de la familia de Belén Landon, una de las jóvenes fallecidas en la avalancha ocurrida durante la fiesta de Halloween del pasado 31 de octubre.
Nuñez calificó de "verdadero escándalo" teniendo en cuenta únicamente el número de entradas en estas cuatro cajas "ya se ha cubierto el aforo".
"Si lo promediamos se han vendido más de 18.500 entradas, que tengamos controladas en las urnas. Y si unimos las 3.000 personas que había en el botellón estamos hablando de que había dentro más de 20.000 personas", dijo el abogado a los medios.
Las entradas fueron encontradas en un edificio aledaño al recinto
Las entradas fueron halladas por la Policía en un edificio satélite al recinto principal. Los agentes encontraron varias urnas en las que se hallaban los tickets vendidos para asistir a la fiesta en el recinto de la Casa de Campo de Madrid.
Nada más tener conocimiento del hallazgo, el juez ordenó el precinto de las urnas por lo que por el momento se desconoce el número de entradas exacto que contienen los recipientes.
Por el momento solo se han contabilizado la mitad de las entradas, es decir el contenido de cuatro cajas de las ocho totales y el recuento definitivo podría tardar varios días, según explicó el juez que instruye el caso Madrid Arena.
Precisamente el pasado martes, el responsable de la empresa Diviertt que organizó el evento, Miguel Ángel Flores, aseguró desconocer el paradero de las entradas.
Según sostiene, para esa noche se vendieron 9.650 boletos para un aforo permitido de 10.500 personas. Si bien la Policía investiga si se sobrepasó ese aforo y este conteo determinará realmente cuántas personas había en el Madrid Arena.
No obstante, Flores reconoció en su declaración que se imprimieron un total de 17.500 entradas. También aseguró que se colaron cerca de 4.000 jóvenes de los 6.000 que asistieron al botellón que se celebró en una zona adyacente dentro del recinto vallado del Madrid Arena.