Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dimite el jefe de la Policía Municipal de Madrid imputado en el caso Madrid Arena

El juez Eduardo López Palop, al frente del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, ha concluido la investigación sobre la tragedia del Madrid Arena con un total de 16 acusados, entre ellos el organizador de la fiesta de Halloween que se celebró la madrugada del 1 de noviembre de 2012, Miguel Ángel Flores, y el jefe de la Policía Municipal de Madrid, Emilio Monteagudo, al que se acusa de cinco delitos de homicidio imprudente grave y diez delitos de lesiones. Monteagudo ya ha presentado su dimisión que ha sido aceptada por el delegado de Seguridad y Emergencias de la capital, Enrique Núñez.

En un auto fechado el pasado 29 de agosto y notificado hoy a las partes, el magistrado transforma las diligencias en procedimiento abreviado, lo que supone la conclusión de las pesquisas tras dos años de instrucción. Ahora, el juez da un plazo de un mes a las partes para la presentación de recursos y escritos de acusación de cara a la celebración de la vista oral.
La resolución concreta las imputaciones sobre catorce personas por cinco delitos de homicidio imprudente grave y diez delitos de lesiones. De este modo, también imputa a los doctores Simón y Carlos Viñals, acusándoles de tres delitos de homicidio por imprudencia grave profesional, en el caso de las jóvenes Rocío Oña, Cristina Arce y Katia Esteban.
Además, retira la acusación sobre ocho imputados, entre ellos la de los delegados Antonio de Guindos y Fátima Núñez; y la del director general de Emergencias y Protección Civil, Alfonso del Álamo.
En cuanto a los procesados, inculpa formalmente de la empresa Diviertt a Flores; a su director, Santiago Rojo; y al jefe de personal, Miguel Ángel Morcillo. Y de Kontrol 34, al socio y apoderado, Carlos Manzanares; y a Emilio Belliard.
De Madridec, acusa al director del Departamento de Seguridad, Rafael Pastor Martín; al coordinador de proyectos, Francisco del Amo; al técnico de operaciones y jefe de Emergencias del evento, José Ruiz Ayuso; y al coordinador Jefe del Departamento de Seguridad, José Luis Rodríguez Caamaño.
Además, procesa al coordinador jefe de Seguriber, Juan José Paris; al coordinador jefe de Seguriber, Raúl Monterde; al jefe del equipo de Seguriber, José Antonio Díaz Romero; y al vigilante de seguridad de Seguriber, Roberto Mateos.
Asimismo, según consta en el auto, sentará en el banquillo de los acusados al jefe de la Policía Municipal, Emilio Monteagudo, y a los médicos, Simón y Carlos Viñals. El primero era el médico responsable de la enfermería que se instaló en el recinto.
Monteagudo, ha presentado su dimisión tras conocerse su imputación en el caso, como han informado fuentes del Ayuntamiento de Madrid.
"El delegado de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Enrique Núñez, ha aceptado esta misma mañana la dimisión que le ha sido presentada por Emilio Monteagudo una vez que ha conocido que el juez mantenía de forma formal su imputación en esta causa", señala el texto remitido por el Consistorio.
Tras conocer el auto, el Ayuntamiento ha reiterado su "afecto y solidaridad a las familias de las cinco fallecidas aquella trágica noche", además de su "respeto" ante la resolución judicial. En este punto han recordado que el juez instructor ha levantado la imputación a Antonio de Guindos, Fátima Núñez y Alfonso del Álamo.
Según las mismas fuentes, este mismo lunes se iniciará el procedimiento para cubrir el puesto que hasta ahora ocupaba Monteagudo, de libre designación. Esperan conocer el nombre del nuevo responsable de la Policía Municipal "en algunas semanas".
A eso han añadido que la Policía Municipal de Madrid, con sus más de 6.300 agentes, "continuarán con su actividad habitual, al servicio de los ciudadanos". "La profesionalidad de todos los componentes del Cuerpo, que ha quedado demostrada a lo largo de su historia, es la mejor garantía de seguridad para los madrileños y cuantos nos visitan", concluye el comunicado.
Exigencia de cese desde la oposición
La dimisión de Monteagudo se produce tras casi año y medio de peticiones continuas de cese lanzadas por la oposición, concretamente desde que compareciera en la comisión de investigación convocada por el Ayuntamiento semanas después de la tragedia que acabó con la vida de cinco jóvenes.
En ella, el inspector jefe llegó a afirmar que no hubo botellón en los 50 metros inmediatos al recinto y que no se registraron denuncias por consumo de alcohol en la calle.
Monteagudo cuenta además con una pieza separada en el caso Madrid Arena por falsedad documental. Abierta en noviembre de 2013, la pieza se refiere al documento fechado el 6 de noviembre de 2012 en el que se ordenaba el cambio de nivel de riesgo medio a alto la noche de la fiesta de Halloween del Madrid Arena. La oficial que se encargó del evento, Cándida Jiménez, manifestó en instrucción que esa orden jamás se produjo.
"Se trata de investigar y averiguar si la documentación y que tiene fecha posterior a los hechos acaecidos fue creada 'ad hoc' para justificar una decisión, el cambio de riesgo medio a riesgo alto, que quizás nunca se produjo", señalaba el auto.
Con este auto, el juez Palop da carpetazo a la investigación abierta la madrugada del 1 de noviembre de 2012 tras la muerte de cinco chicas por la fatal avalancha que se produjo en el interior de unos de los vomitorios del pabellón debido al exceso de aforo, cuyo número se triplicó hasta los 22.000.
El pasado julio, la Fiscalía pidió en un escrito mantener la imputación de 14 personas y sobreseer la de otras diez, entre las que se encontraba la de Monteagudo, De Guindos, Fátima Núñez, entre otros.