Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El secuestrador de Maddie McCann pudo haber muerto en un accidente de tractor

Kate y Gerry McCannReuters

La policía portuguesa cree que el secuestrador de Madeleine McCann, desaparecida en mayo de 2007, era un empleado del resort que murió en un accidente de tractor. Los agentes lusos aseguran que están centrados en la investigación del hombre muerto en un accidente de tractor que se habría llevado a la niña británica por venganza tras ser despedido.

La policía lusa, que ha abierto y cerrado la investigación sobre Madeleine McCann varias veces, ha informado que están investigando una nueva pista en el caso Madeleine McCann, ante la sospecha de un hombre que murió en un accidente de tractor hace cuatro años.
La nueva línea de investigación se centra en el  ex empleado del Ocean Club, el complejo del Algarve, donde la familia de la niña británica se alojaba cuando desapareció hace siete años, según The Telegraph.
El hombre de 40 años no identificado, murió en un accidente de tractor en 2009 y su acto pudo haber sido motivado por la venganza después de ser despedido por el complejo hotelero.
Los detectives de investigación de la Policia Judiciaria de Portugal lo identificaron como sospechoso principal, después de que los registros telefónicos revelaran que había estado en las inmediaciones del apartamento en el momento en que Madeleine desapareció el 3 de mayo de 2007.
Al comienzo de la investigació este hombre no aparecía en la lista de los empleados del resort, porque ya había sido despedido cuando desapareció Madeleine.
La policía cree que el secuestrador la habría violado antes de matarla.
Madeleine tenía casi cuatro años cuando desapareció del apartamento de vacaciones de su familia en el complejo Ocean Club, en el Algarve portugués, mientras sus padres cenaban con un grupo de amigos en un restaurante cercano.

Sobre las nuevas pistas de la investigación, Clarence Mitchell, portavoz de la familia McCann dijo que estaban al tanto de los nuevos informes, pero que eran "puras especulaciones y los McCann no van a hacer comentarios sobre cada nuevo informe. "