Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

70 muertos y 550 heridos por el ataque contra un mercado de Douma

Mercado de DoumaReuters

Al menos 70 personas han muerto y unas 550 han resultado heridos por el ataque aéreo lanzado el viernes sobre un mercado de la localidad siria de Douma, a las afueras de Damasco, según un nuevo balance de víctimas confirmado por Médicos Sin Fronteras (MSF).

La ONG gestiona el hospital más cercano al lugar el ataque, atribuido por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos al régimen de Bashar al Assad. La organización atendió a víctimas tanto del primer ataque como de bombardeos posteriores efectuados sobre los equipos de rescate.
El director del hospital ha explicado en un comunicado que "fue un bombardeo extremadamente violento". "Los heridos estaban peor de lo que nunca hubiese visto y había un gran número de muertos. Teníamos muchas amputaciones y muchos de los heridos sufrían hemorragias masivas", ha relatado.
En total, atendieron a unos 550 heridos, 250 de los cuales requerían cirugía. "Hicimos lo que pudimos, pero el número de heridos críticos superaba por mucho lo que podíamos gestionar con nuestros reducidos medios", ha añadido el responsable.
MSF teme que los intensos bombardeos que se están registrando en las zonas del norte del país se trasladen también a los alrededores de la capital, donde permanecen atrapadas alrededor de un millón de personas sin posibilidad de evacuación ni apenas atención médica.
ATAQUES SOBRE HOSPITALES
La guerra ha destruido gran parte de los hospitales de Siria y los servicios sanitarios han terminado relegados a instalaciones bajo tierra o a centros separados que les permitan seguir operativos. La entrada del hospital de Douma fue escenario el jueves de otro ataque que dejó 15 muertos y cien heridos.
El director de las operaciones en Siria de MSF, Brice de le Vingne, ha lamentado que "el bombardeo masivo de un mercado abarrotado y la reiterada destrucción de las pocas instalaciones médicas disponibles incumple todas las normas de guerra". La ONG ha reclamado a la comunidad internacional que garantice el respeto de la población civil.