Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luz verde al decreto que regula la titulación en ESO y Bachillerato

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes 2 de junio el Real Decreto a partir del cual se regulan las condiciones para la obtención de los títulos de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y de Bachillerato. Los alumnos que terminen la ESO podrán lograrlo con dos suspensos y los de Bachillerato necesitarán aprobarlo todo.
El texto se ha aprobado a final de curso, con las evaluaciones de Secundaria de la LOMCE ya en marcha en algunas comunidades autónomas y a cuatro días del arranque de la nueva Selectividad, algo a lo que el ministro de Educación y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, le ha restado importancia, al asegurar que la comunidad educativa conocía los requisitos para titular en estas etapas "desde el mes de diciembre".
Con este decreto se da cumplimiento a lo dispuesto en el Real Decreto-Ley de diciembre de 2016, que modifica el calendario de la LOMCE y deja sin efectos académicos estas evaluaciones, conocidas como 'reválidas'.
El Consejo Escolar del Estado dio su informe favorable el pasado mes de mayo, pero realizó una serie de recomendaciones técnicas, que el ministerio aceptó. El Consejo de Estado, que lo ha analizado esta semana, no ha requerido al Gobierno ninguna modificación al borrador del decreto, según han informado fuentes ministeriales.
Ese Real Decreto-Ley establecía que las evaluaciones solo tendrían un carácter muestral y finalidad diagnóstica, sin ningún efecto para la obtención de los títulos, hasta la entrada en vigor de la normativa que resulte del Pacto de Estado social y político por la educación, para el que trabaja una subcomisión específica en el ámbito de la Comisión de Educación y Deporte del Congreso.
Mientras se publica el texto definitivo en el Boletín Oficial del Estado, desde el Ministerio de Educación señalan que para la obtención del Título de Graduado en ESO, los alumnos han de tener una evaluación positiva en todas las materias, o negativa en un máximo de dos, siempre que estas no sean de forma simultánea Lengua Castellana y Literatura y Matemáticas.
A este respecto, precisa que en el Título constará la calificación final de ESO: la media de las calificaciones numéricas obtenidas en cada una de las materias cursadas, expresada en escala de 1 a 10. De esta forma, se darán casos en que los alumnos obtengan el título pese a no llegar al cinco.
Para lograr el título de Bachiller, el departamento de Méndez de Vigo apunta que es necesaria la evaluación positiva en todas las materias de los dos cursos, con una calificación final que resultará de la media aritmética de las calificaciones numéricas de cada una de las materias cursadas en el Bachillerato, expresada, igualmente en escala de 1 a 10.
(HABRÁ AMPLIACIÓN)