Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lluvia de millones en Madrid

Por primera vez, el Gordo de Navidad ha acabado en 13. La superstición que relaciona este número con la mala suerte, no impidió a José Luis, ni a Vicente, ni a Elena comprar un décimo del 66513 que ha resultado agraciado con 400.000 euros. José Luis no ha dejado de trabajar hoy a pesar de llevar un décimo del Gordo, no así Vicente, que aseguraba a las cámaras que se iba a tomar el día de vacaciones. "En el trabajo me estarán buscando. No me busquéis, que no voy a dejar de trabajar", decía antes de mostrar el décimo a las cámaras. En el barrio también ha sido agraciada Elena que asegura que han sido años de mucha dificultad después de que la empresa de su marido cerrase y se fueran a la quiebra con la pastelería que montaron. Hoy llora de alegría y brinda con cava.