Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La familia del batería de 'Los Piratas' afirma que fue "víctima de un error"

La familia del batería de 'Los Piratas' que falleció tras recibir un disparo de un agente de la Guardia Civil pedirá "responsabilidades" y asegura que Javier Fernández ha sido "víctima de un error" y de la "decisión del psiquiatra" que le retiró la medicación cuando nació su hijo, recientemente.

La suegra del fallecido, Ángeles, ha incidido en que la familia "no defiende a un maltratador", sino a "una persona que fue víctima de un error y de la decisión de un psiquiatra", y ha añadido que el Instituto Armado "tiene que reconocer que cometió un error, que no era un caso de violencia de género". Según su versión, los agentes fueron avisados por un caso de un "brote psicótico".
"Ya sé que estamos todos muy sensibilizados, pero hay que saber discernir. Esto es una enfermedad crónica que tiene que tener tratamiento", ha aseverado la mujer, quien ha indicado que "se avisó a la Guardia Civil para que lo llevaran a un centro".
Según ha reconocido, su hija sí recibió "un bofetón" del fallecido, pero lo ha enmarcado en el "momento de tensión", aunque "no tiene excusa". Su hija, ha dicho, estaba "impresionada por lo que había ocurrido, porque era la primera vez" que acontecía algo similar.
La suegra del fallecido también ha declarado que la propia Guardia Civil le indicó que, ante casos como el de este miércoles, los agentes hasta ahora iban acompañados de personal sanitario, pero que ahora acuden solos. "No están preparados", ha señalado la mujer, en referencia a situaciones como la acontecido con su yerno.
Pasado el mediodía de este jueves, se han personado dos agentes de la Guardia Civil en la casa de la mujer, que les ha dicho que la familia "no está en contra" de este Cuerpo, pero que creen que "había que usar otros métodos". Hasta el lugar también han acudido dos abogados.