Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

“Llevo cuatro años sin descansar, Marta tiene que aparecer"

Miguel Carcaño culpa a su hermano, Francisco Javier, de la muerte de MartaEFE

Son las palabras de una carta breve, pero directa, la que le escribió de su puño y letra Miguel Carcaño a su hermano Francisco Javier Delgado entre Enero y Febrero de 2013. La primera vez que tomaba cuerpo en un folio la nueva hipótesis de este asesinato cerrado en falso.

“Te mando ésta carta a través de Paloma o Mónica, lo que ellas te pidan se lo he dicho yo y lo tienes que hacer. Llevo cuatro años sin descansar y no puedo más, te he demostrado que nunca te traicionaría pero Marta tiene que aparecer. Yo ya les he dicho el sitio donde está pero no la encuentran, y no puedo salir para n perjudicarte, asi que tú tienes que ayudar para encontrarla de una forma secreta. Si no me ayudas no me dejas más opción que hablar con el juez y contarlo todo. Me voy a volver loco y esto tiene que acabar y sólo apareciendo Marta se termina…Un saludo. Espero que entres en razón y termines con todo esto.”
Miguel Carcaño no envió sin razón esta carta plagada de faltas de ortografía con una fuerte carga acusatoria. En realidad la investigación policial sobre el caso Marta del Castillo nunca se cerró. Incluso tras el juicio y las discutibles condenas, el juez dejó la puerta abierta de una pieza separada del caso para continuar con la búsqueda de los restos de Marta. Y por esa rendija se colaron los policías del GRUME ( Grupo de menores de la Jefatura de Andalucía Occidental ) para seguir investigando el caso. Nunca iban a bajar los brazos, porque para ellos encontrar a Marta del Castillo es desde hace tiempo un asunto personal.
En abril de 2012, hace ahora un año, decidieron darle un nuevo empuje al caso. ¿Quién mejor que Miguel Carcaño para averiguar el paradero de Marta?. La policía, con la ayuda de Paloma y Mónica, las abogadas de Carcaño, concertaron dos citas con el asesino en la cárcel de Morón. Lo cuenta el informe policial “…Miguel en principio abundaba en la versiones ya conocidas pero finalmente aporta novedades que merece la pena valorar, hasta ahora siempre había exculpado a su hermano ahora relata que Francisco Javier Delgado y “El Cuco” habían trasladado el cadáver de Marta…”. Fueron necesarias trece entrevistas más, y la carta a su hermano para extraer más datos que podrían sostener la nueva versión de Carcaño.
El 22 de febrero de 2013 Carcaño decidió declarar desde la cárcel de Morón y dar un testimonio, por escrito, en el que desgranó supuestamente todos los datos que conocía de manera completa y lineal en nueve folios manuscritos...”…que llegó a su casa pasadas las ocho con Marta y allí estaba su hermano…que le pidió explicaciones de por qué había dejado sin saldo la cuenta con la que pagaban la hipoteca….que le explicó que para comprarse una moto, una Play Station….que su hermano comenzó a pegarle y a decirle que siempre “eres igual” …que en la puerta de su habitación Marta se abalanzo sobre su hermano para protegerle y entonces su hermano la agarra y la golpea dentro de la habitación…que le pusieron el tensiómetro y daba 0…que llevó a su hermano hasta la casa de su mujer y volvió a León XIII, que después llegó su hermano con el coche, pero también “EL Enano” que es el menor llamado “El Cuco”…que “El Cuco” salió corriendo…que entre los dos hermanos sacaron el cadáver de Marta…la metieron en el coche de la ex mujer de su hermano y Miguel se montó en la moto y le siguió hasta La Rinconada…que una vez allí ante una zanja se pusieron guantes y la metieron en la zanja y la cubrieron con escombros….que volvieron el día después, domingo, con dos sacos en el coche..que olían muy fuerte y su hermano arrojó sobre el cadáver de Marta…que ese día él se deshizo del teléfono móvil de Marta en una alcantarilla…que todas las versiones que ha dado eran para proteger a us hermano…que todo lo que hacía era por indicaciones de su hermano…que espera que le crean, que es su deseo, y que su única intención es que aparezca Marta y el único que sabe el lugar exacto es su hermano….”.
Hoy Miguel Carcaño tendrá que ratificar ésta declaración ante el juez. La policía ya ha buscado en varias ocasiones en La Rinconada aunque sin éxito. Tampoco han encontrado el teléfono móvil de Marta. No tienen pruebas, pero sí tienen el convencimiento de que ésta nueva versión de Carcaño se ajusta más a  la realidad dado que da explicación y sentido a lagunas que siempre quedaron pendientes en la investigación. El juez Francisco de Asís Molina tiene en sus manos seguir hasta el final la madeja o dejarla de lado ¿no es mejor que se arriesgue a un nuevo fiasco a dejar sin respuesta un interrogante de semejante calibre?