Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llega a Madrid 'Familiados', la primera plataforma móvil de cuidadores por horas

La plataforma de cuidadores de ancianos, enfermos y personas con discapacidad especializada en servicios puntuales 'Familiados' ha llegado a Madrid, con el objetivo de dar servicio por horas a las más de 400.000 personas aproximadamente que sufren limitaciones que requieren ayuda diaria en la provincia.
'Familiados' puede ser utilizado tanto por familias con personas dependientes a su cargo como por personas dependientes autónomas que necesitan ayuda en algunas tareas cotidianas como la higiene o salir a la calle, en una aplicación para el móvil pensada para gestionar "un respiro familiar", un fin de semana que los cuidadores habituales no puedan o unas vacaciones.
"Ofrecemos servicios puntuales con la máxima garantía, con el compromiso de ayudar mediante la tecnología a las familias que tienen dependientes y a las personas que luchan por preservar su vida autónoma", ha subrayado el CEO de 'Familiados', Ernesto Bravo.
El funcionamiento es muy sencillo y pasa por introducir la dirección en la que se precisa ayuda y la plataforma muestra una lista de profesionales que están disponibles en la zona. El usuario especifica día, hora y cualquier información relevante y después de recibir varias alternativas, elige al cuidador que mejor se ajuste a sus preferencias.
En cuanto a los cuidadores, estos se pueden dar de alta libremente en la plataforma, pasando su perfil por un proceso de verificación en el que se solicita la titulación para acreditar los conocimientos que dice tener, y también acreditar su experiencia, donde todos deben aportar su DNI y cuenta bancaria para los pagos. Además, esto cuenta con la garantía de que, en el momento que un cuidador no esté haciendo una buena labor, se le da de baja.