Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llama a la Policía en plena persecución para pedirles que dejen de seguirle

Bruce DeweyPOLICÍA DE SUSSEX

Por si la Policía tuviera pocos motivos para detenerle, Bruce Dewey les dio uno más: coger el teléfono mientras iba al volante. Unos agentes comenzaron a seguirle para que parase, pero él en cambio, trató de librarse de ellos, dando comienzo a una persecución policiaca por West Sussex (Reino Unido).

Cuando la Policía vio el vehículo azul de Bruce Dewey trataron de pararlo, sabiendo que éste poseía un carné de conducir provisional y que, por tanto, no podía circular por allí. Pero, Dewey no paró como cabía esperar, sino que aceleró y empezó a conducir de forma peligrosa. Tal y como cuenta el diario ‘Telegraph’, además de lograr evitar los pinchos que la Policía extendió en el suelo para parar su coche, Dewey entró en una vía de sentido contrario.
Entre medias de la persecución, el peligroso conductor llamó al 999- número de la Policía en Inglaterra- para pedirles que los agentes le dejasen de perseguir. Sin embargo, después de dañar tres coches de policía, Dewey fue detenido en la autovía A27.