Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Liberia, declarada libre de ébola

Hace 42 días que en las calles de Liberia se respira sin miedo. Porque tras 42 días sin declararse ningún nuevo caso de ébola, Liberia es desde el sábado zona erradicada del virus según la OMS (Organización Mundial de la Salud), organismo de las Naciones Unidas. Tan solo en tres países, vecinos: Liberia, Guinea y Sierra Leona, han muerto más de once mil personas desde que comenzó la epidemia en diciembre de 2013. Y casi la mitad, 4000, murieron en Liberia. Durante agosto y octubre del año pasado se declaraban cientos de casos semanales. Pero la situación comenzó a dar un vuelco tras la intervención norteamericana. Porque envió cientos de tropas para ayudar a construir clínicas de tratamiento, en un país fundado precisamente por esclavos liberados de Estados Unidos. Casi un año después los liberianos celebran con precaución la noticia, porque saben que deben mantener las medidas de precaución. Las autoridades liberianas prometen mantener el protocolo de vigilancia durante al menos un año. Porque pese a que durante la semana pasada en Guinea y Sierra Leona solo se declararan menos de nuevos 20 casos, podrían pasar meses hasta que lleguen a cero. Mientras, en la capital de Liberia, en Monrovia, la noticia ha desatado la alegría. Porque han sido capaces de erradicar el virus. Ahora van a enseñar a sus vecinos cómo lo han hecho. Cómo han acabado con este 'enemigo invisible'.