Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Liberan a tres jóvenes obligadas a prostituirse víctimas de un grupo criminal muy organizado

Liberan a tres jóvenes obligadas a prostituirse víctimas de un grupo criminal muy organizadoInformativos Telecinco/Agencias

Los integrantes del grupo desarticulado captaban a las víctimas en Nigeria y doblegaban su voluntad mediante varios métodos, entre los que se encuentran agresione, amenazas y rituales de vudú y magia negra. El grupo criminal operaba de forma organizada en la provincia de Málaga y contaba con colaboradores en Barcelona.

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización dedicada a la trata de mujeres que eran captadas en Nigeria y explotadas sexualmente en un polígono industrial de Málaga. La operación se ha saldado con seis detenidos en Málaga y Barcelona, entre ellos los principales responsables del grupo. Además, han sido liberadas tres jóvenes que eran obligadas a prostituirse.
Los integrantes del grupo desarticulado captaban a las víctimas en Nigeria y doblegaban su voluntad mediante la imposición de una "muy importante" deuda económica, que podía alcanzar los 40.000 euros; además de agresiones, amenazas y rituales de vudú y magia negra, según han informado desde la Policía Nacional, a través de un comunicado.
La investigación se puso en marcha gracias a la información aportada por un testigo anónimo a través de la línea telefónica gratuita 900 10 50 90, que, junto al email trata@policia.es, fue creada por la Policía Nacional el pasado mes de abril para facilitar las denuncias de las víctimas de las redes de trata de personas y solicitar la colaboración de los ciudadanos.
En dicha llamada, el testigo relataba la situación en la que se encontraba una joven nigeriana que, según sus propias palabras, se veía abocada a ejercer la prostitución en las calles de Málaga, según ha precisado la Policía Nacional. Estos datos fueron minuciosamente analizados por investigadores especializados.
Asimismo, han explicado que de forma inmediata se puso en marcha un operativo para localizar a la joven víctima y a otras mujeres que pudieran estar en su misma situación, así como a las personas que pudieran estar obligándolas a ejercer la prostitución.
GRUPO CRIMINAL
El grupo criminal operaba de forma organizada en la provincia de Málaga y contaba también con colaboradores en Barcelona. Las funciones de cada integrante se encontraban muy definidas: el subgrupo de la Ciudad Condal se encargaba de captar a las víctimas en Nigeria y el núcleo de la organización controlaba y explotaba sexualmente a las jóvenes en Málaga.
El proceso de captación se realizaba en el país de origen, Nigeria, normalmente a través de familiares o amigos de los principales miembros de la organización, siendo estos últimos los que financiaban el viaje de cada mujer por tierras africanas hasta su destino final en Europa, han apuntado.
A lo largo de dicho viaje, las mujeres eran acompañadas en todo momento por intermediarios y otros miembros del grupo --los denominados 'facilitadores'-- encargados de facilitar el cruce ilegal de las fronteras por lugares distintos de los puestos fronterizos, con el fin de evitar el control por parte de la Policía.
El entramado de la organización, cuyos máximos responsables en España residían en Málaga y Barcelona, "se servía de todo tipo de agresiones, amenazas, práctica de rituales de vudú o magia negra para doblegar la voluntad de las mujeres". Además, les imponía una deuda en concepto de viaje y otros gastos que podía llegar a alcanzar los 40.000 euros.
De esta forma, "lograban su sometimiento e impedían su huida, obligándolas a aceptar su situación de esclavitud y de pertenencia a la organización", han manifestado desde la Policía Nacional.
Los agentes han hecho posible la liberación de tres jóvenes nigerianas víctimas del delito de Trata de Seres humanos con fines de explotación sexual. Entre las víctimas liberadas se encuentra la joven cuya situación fue motivo de la llamada telefónica y que originó la investigación.
Todas recibieron con carácter urgente medidas de protección y recuperación. En total han sido detenidas seis personas, cuatro de ellas en Málaga y dos en Barcelona, entre las que se encuentran los máximos responsables de la organización en España.
Además se ha efectuado un registro domiciliario que ha permitido la incautación de 5.600 euros en efectivo, teléfonos móviles de alta gama, documentación acreditativa de la actividad delictiva de la organización, como pasaportes nigerianos y papeles relativos a trámites administrativos de extranjeros, que está siendo analizada por expertos.
La operación ha sido llevada a cabo por la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras y las brigadas provinciales de Extranjería de Málaga y Barcelona.