Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Liberan a dos mujeres obligadas a ejercer la prostitución en Denia

Agentes de la Guardia Civil han liberado en Denia (Alicante) a dos mujeres de origen chino obligadas a ejercer la prostitución y ha detenido a otra mujer, de la misma nacionalidad y de 48 años, como presunta autora de un delito de trata de seres humanos con fines de explotación sexual y laboral, del delito de prostitución coactiva y el de blanqueo de capitales.
Se trata de la séptima operación en menos de un año del Equipo de la Mujer y el Menor (EMUME) de la Guardia Civil de Alicante, que se ha llevado a cabo tras una investigación que confirmó la existencia de un chalet donde se ejercía la prostitución, que era dirigido por la mujer ahora arrestada, según ha informado el instituto armado en un comunicado.
Esta persona obligaba a las mujeres a mantener encuentros sexuales sin ninguna medida de protección higiénico-sanitaria, a petición de los clientes, y ellas mismas se trataban las numerosas infecciones y enfermedades de transmisión sexual de las que se contagiaban.
Además, la ahora detenida acordaba los diferentes tipos de encuentros sexuales que debían mantener las víctimas con los clientes, así como la duración de estas relaciones y el precio a pagar por ellas, han informado desde la Benemérita.
Las víctimas eran prostituidas las 24 horas del día y "debían cumplir totalmente con lo exigido por la 'madame', que había anulado completamente su capacidad de decisión y voluntariedad", han indicado.
VIVÍAN HACINADAS Y NO PODÍAN SALIR
Las mujeres vivían "hacinadas" en el salón de la vivienda, dejando disponibles el resto de habitaciones para los encuentros sexuales y para la mujer que las tenía retenidas, que no las dejaba abandonar el domicilio.
En el registro de la vivienda, se ha incautado numerosa documentación, que está siendo analizada por los investigadores, así como gran cantidad de dinero en metálico y transferencias bancarias de la persona detenida, además de numerosos terminales móviles.
A la arrestada, que ha sido puesta a disposición judicial, se le imputa un delito de trata de seres humanos con fines de explotación sexual y laboral, un delito de prostitución coactiva y un delito de blanqueo de capitales.