Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Liberan en Lalín a un empresario de Coruña secuestrado hace días

Agentes de la Guardia Civil han liberado en Lalín (Pontevedra) a un empresario de Cambre (A Coruña) que estaba secuestrado desde hace varios días. En la operación, en la que participaron efectivos de la unidad especial de intervención desplazada desde Madrid, hay siete detenidos. La víctima es un maderero de Cambre que los agentes encontraron "pálido" y "confundido" y que lo ha pasado "francamente mal".

Los secuestradores pedían un rescate de 70.000 euros y el plazo para su pago finalizaba hoy. Es la gestión del mismo la que habría permitido a los investigadores dar con su paradero.
Fuentes municipales han ratificado que el hombre, secuestrado el pasado sábado en un monte en Aranga, tiene un aserradero familiar en Cambre. Fue liberado después de permanecer cinco días encerrado en un galpón de "dos por dos metros" ubicado dentro de una cuadra, en la aldea de Xar, Vilatuxe (Lalín).
El empresario fue secuestrado en la zona de Aranga a la que acudió con otra persona con la excusa de ver unos montes y que fue, según la investigación, la que lo retuvo "a punta de pistola". Cuando fue liberado el hombre estaba "pálido" y "confundido" y lo primero que dijo es que no se creía su liberación y que lo había pasado "francamente mal".
El hombre ha estado encapuchado y maniatado y está en buen estado físico pese a las "condiciones de insalubridad". La familia ha negado que tuviese deudas con sus captores, según ha informado el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez.
Fuentes próximas a la investigación han ratificado que fueron agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) y otras unidades especiales de la Guardia Civil desplazadas desde Madrid las que llevaron a cabo la operación, en la que hay siete detenidos, todos en torno a los 60 años de edad.
En el momento de la detención en la localidad de Melide dos de los secuestradores intentaron darse a la fuga embistiendo a un vehículo de los agentes. Además, dos de los detenidos tienen antecedentes penales por delitos contra la propiedad y otro estuvo en prisión por homicidio.