Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sin casa por culpa de la aluminosis

Miriam lleva cuatro años viviendo  entre barrotes con la idea permanente de que el techo se le iba a caer encima. Su casa está apuntalada de arriba a abajo afectada por aluminosis. Su familia y otras tres han sido las últimas que han quedado en el bloque. En total son 600 viviendas afectadas por la enfermedad del cemento. Todas en el mismo barrio, el de Las Chumberas, en La Laguna. Este lunes ha sido el último día de Miriam en su casa, ha llegado la orden de desalojo. Una nueva vida le espera en otra vivienda, sin miedo a que le se vaya a caer a pedazos.